Debaten por control de datos sobre consumo en internet

Loading data into the Internet. Recording data on paper media. Documentation on the web.

Cuando, en octubre de 2016, la Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU (FCC, por sus siglas en inglés) aprobó un nuevo reglamento para proteger la privacidad de los usuarios de la web, sólo volteo hacia los proveedores de este servicio.

Advertisement

En él, estableció controles para la venta y distribución de los datos recolectados por estas empresas, muchos de los cuales son útiles para lo construcción de los perfiles de consumo del público con acceso a internet (Washington Post, New York Times, Media Post).

Los consorcios Comcast, Verizon y Charter and Cox, han iniciado una petición para eliminar tal medida. Al respecto, señalan que ni siquiera las grandes empresas de internet como Google o Facebook son sometidas a esta regulación (Wall Street Journal e Ídem).

Al proponer esta regla, Tom Wheeler, presidente del FCC, llamó a los proveedores a implementar estrategias que ayudaran a mejorar la seguridad de los usuarios de su servicio. Así también, recordó que es responsabilidad de éstas mantener la privacidad de los datos de sus clientes.

Expertos de internet consultados por medios como Washington Post o New York Times afirman que la supervisión del tráfico de la red y los datos que ésta arroja (geolocalización o el contenido de los correos electrónicos) son parte de la información a la cual sólo tienen acceso los proveedores. De hecho, ante la proliferación de las conexiones inalámbricas, señalan que hay todavía más formas de monitorear a los usuarios.

Con estos datos muchas empresas, grandes y pequeñas, son capaces de automatizar y personalizar los anuncios publicitarios que vemos al utilizar internet. Del mismo modo, permiten anticipar tendencias o gustos que son útiles para la creación de tales anuncios (New York Times)

Al respecto, cabe citar que en marzo la FCC sancionó a Verizon luego de encontrar que implementó “supercookies” (archivos para almacenar información en los navegadores web) para continuar el rastreo de la actividad de sus clientes, aún cuando éstos no aceptaran su uso o borraran su historial de navegación.

Estados Unidos representa el mercado de publicidad más grande del mundo, con un gasto total de más de 180 billones de dólares en 2015. Statista calcula que para 2020 se gastarán en los Estados Unidos 2.38 billones de dólares en publicidad para internet.

Por tanto, la venta de esta información no sólo es vital para las finanzas de los proveedores del servicio de internet.