Como era de esperarse, el uso de aplicaciones de reparto como Uber Eats, DiDi Food, Sin Delantal o Rappi han registrado un aumento considerable.

Las medidas de confinamiento han obligado a los usuarios ha integrar en sus hábitos de compra a estas plataformas, que si bien ya registraban niveles de adopción interesantes en el mercado mexicano.

Entrega a domicilio, impulsada por la epidemia

Según un informe publicado por la firma de análisis Allie Market Research el mercado global de las apps de comida a domicilio alcanzó un valor de 3 mil 790 millones de dólares durante 2017 y se espera que para 2023 esta cifra alcance los 16 mil 600 millones de dólares, con un crecimiento anual del 27.9 por ciento.

En el mercado mexicano las cifras son contundentes. Se calcula que cada mes los consumidores mexicanos gastan 700 pesos en servicios como Uber Eats.

De manera puntal, cifras entregadas por Statista indican que cada año los mexicanos gastan 74 dólares en pedidos de comida a domicilio en restaurantes y 54.4 dólares en aplicaciones de entrega a domicilio, lo que genera un valor de mercado de mil 657 millones de dólares anuales, entre ambos tipos de servicios.

Antes de la emergencia sanitaria, se estimaba que en el mercado nacional 6 de cada 10 mexicanos realizaban sus compras mediante este tipo de plataformas, cifra que ha crecido en las últimas semanas y que de manera puntual podría traer un crecimiento a triple dígito para las apps de entrega a domicilio.

Protección para todos

Si bien esto es claramente una ventaja para este, relativamente, nuevo sector, la realidad es que mantener las cifras, incrementarlas y llevarlas por buen camino para obtener resultados de negocio demandará algo más que sólo tener amplia bases de socios repartidores y convenios con números establecimientos.

La seguridad sería un aspecto clave para mantener el ritmo de la demanda y la oferta, razón por la cual gana sentido la reciente guía de “entregas seguras” lanzada por las principales apps en el ramo, como Uber Eats, DiDi Food, Sin Delantal o Rappi, en conjunto con algunos organismos de gobiernos y asociaciones.

DE manera puntual el objetivo de este documento es resguardar la salud de consumidores, socios repartidores, conductores, compradores, dispensadores y trabajadores de restaurantes y comercios.

Mediante un comunicado, los involucrados en la creación de este documento indicaron que la guía busca garantizar todo el proceso “desde realizar el pedido, en el restaurante, durante la elaboración de los alimentos, o al momento de realizar las compras, a través de un comprador, hasta el momento de recoger, entregar o recibir un pedido”.

Cada empresa así como las asociaciones y organismos involucrados se darán a la tarea de promover el cumplimiento de estos protocoles entre sus colaboradores y socios con el fin entregar mayores garantías y niveles de confianza al consumidor final.

Lo que dice el documento

Las empresas involucradas en esta iniciativa son Beat, Cornershop, DiDi Food, Pronto, Rappi, SinDelantal y Uber Eats, con la colaboración de la Asociación de Internet MX, Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información (AMITI); Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO); Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex); Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD); Asociación Nacional de Distribuidores de Medicinas (Anadim); la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti); la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac); y la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI). Además de contar con el apoyo del Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Salud, Secretaría de Economía, el Consejo Nacional para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico (Cofinece) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Mientras que entre las medidas que destacan en esta guía se pueden mencionar las siguientes:

  • Realizar entregas sin contacto en la medida de lo posible
  • Uso permanente de cubrebocas
  • Respetar distancias de seguridad establecidas por autoridades locales
  • Desinfectar elementos de reparto
  • Permanecer al menos a un metro y medio de distancia del consumidor al momento de la entrega.
  • Uso de gel antibacterial, antes y después de cada entrega por parte de repartidores y consumidores.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299