• Dentro de los consumidores mexicanos full-online, la mayor parte de la población son mujeres

  • Las personas que prefieren una experiencia mixta tienden a comprar en mayor cantidad, pero con mucho menor frecuencia

  • Cervezas, vinos y licores, así como Higiene y belleza, son las categorías más populares de compra en línea en el país

Los canales digitales han permitido expandir las posibilidades de los consumidores. Negocios como las plazas comerciales y la moda misma se han visto significativamente transformados por las nuevas tecnologías y tendencias. Pero uno de los cambios más importantes en los últimos años ha sido el comercio electrónico. Y aunque el ecommerce estuvo largo tiempo sin despegar entre los consumidores mexicanos, hay cifras que muestran un buen crecimiento.

Incluso el ecommerce estaría despegando en segmentos del mercado más delicados, como en categorías de supermercado. Un estudio del Shopper Marketing Forum e in-Store Media apunta que los consumidores digitales mexicanos son más numerosos. De enero de 2018 a enero de 2019, no solo creció el mercado potencial en más de tres millones de personas.  Además, ya el 39 por ciento de estos individuos realizan su despensa exclusivamente online.

La mayoría (42 por ciento) de los consumidores mexicanos exclusivamente digitales realizan sus compras para consumo del mismo día. Los individuos que prefieren omnicanalidad (online y física) se enfocan en reponer productos. Sin importar su experiencia, apps y smartphones son los canales preferidos para interactuar con las tiendas. La modernización en la compra es impulsada por jóvenes de 26 a 35 años, casados, trabajadores y de alto poder adquisitivo.

Transición de los mexicanos al mercado digital

Aunque el país no es un territorio virgen en ecommerce, todavía hay bastante desconfianza a las compras en línea. Muchas compañías y expertos de hecho han defendido la omnicanalidad como una forma de reducir las fricciones en el proceso de venta. Y parece que estas iniciativas han tenido éxito. Entre las marcas más influyentes entre los mexicanos, se cuentan comercios electrónicos. Asimismo, se espera rebasar una penetración del 50 por ciento para 2022.

Hay varias claves en el estudio de in-Store Media y el Shopper Marketing Forum que podrían dar pistas de cómo seguir creciendo la relevancia del ecommerce entre los mexicanos. En todas las experiencias digitales (mixtas o full-digital), la comodidad, el servicio a domicilio, las ofertas en línea y el horario de compra son clave para la retención. Asimismo, el estado de los productos en la entrega, y el tiempo de la misma, son preocupaciones para más de la mitad.

Lo que reflejan estas cifras es que las experiencias de los mexicanos con respecto al ecommerce de supermercado giran alrededor de la logística de entrega y pedido. Si las marcas nacionales quieren internarse en las propuestas digitales, necesitan diseñar páginas web o apps responsivas, que hagan la navegación lo más fácil e intuitiva posible. Y, al momento de la entrega, todas las partes de la cadena deben funcionar rápida y efectivamente.

No se trata de un reto menor. Los emprendimientos mexicanos más grandes tal vez deban renovar de sus cadenas, incluso con remodelaciones físicas, para atender estas necesidades. Para los negocios más pequeños, alcanzar un sistema tan refinado podría significar una inversión más allá de sus capacidades financieras. Pero las tendencias indican que es un mercado al que tendrán que internarse, al menos si quieren mantener su relevancia.