De la movilización de taxistas y la compleja lucha contra Uber, Didi, Beat y Cabify

  • Miles de taxistas realizan una mega movilización en la CDMX en protesta contra apps como Uber, Didi, y Cabify

  • Las apps de traslados ya representan un mercado cercano a los 239 mdd en México

  • Los taxistas demandan una regulación ‘pareja’ y proponen mejorar su servicio

Se trata de un conflicto que, en México lleva al menos tres años, en otros países la animadversión por servicios consignados de transporte público en contra de apps de traslados como Uber, Didi, Beat y Cabify, es incluso más añeja. Un claro ejemplo de estas diferencias es la megamanifestación que se desarrolla este 7 de octubre en la CDMX.

Desde la madrugada del lunes, miles de taxistas comenzaron a movilizarse desde diversos puntos de la ciudad con destino al Ángel de la Independencia, ubicado en la avenida Paseo de la Reforma, una de las principales vialidades, para posteriormente dirigirse al Zócalo, en el centro de la metrópoli.

La movilización se difundió desde el fin de semana e incluso las autoridades locales han mantenido un flujo contante de información a través de la cuenta de Twitter @OVIALCDMX en la cual se ha tratado de orientar a la población sobre las afectaciones a vialidades, así como rutas alternas.

El motivo de la movilización

Desde hace tiempo hemos expresado el cómo las redes sociales se han convertido en un poderoso canal de comunicación por el cual diversas entidades pueden conectar con sus públicos meta. Este es uno de los principales recursos que ha elegido el Movimiento Nacional de Taxistas para dejar constancia de sus demandas.

Entre los principales motivos se destaca su protesta en contra de las plataformas digitales de servicios de traslados como Uber, Didi, Beat y Cabify en razón de que acusan una situación de desventaja en contra de el transporte concesionado particular como lo son los taxis.

La movilización convoca a taxistas de diversas entidades del país, los que se congregarán en la Ciudad de México provienen de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Atizapán, y Cuautitlán, así como de Indios Verdes, San Felipe, Santa Fe, Polanco y Tláhuac, advirtió la secretaria de gobierno local, Rosa Icela Rodríguez.

“Las empresas trasnacionales están violando las leyes mexicanas”, afirmó Bersaín Miranda Borrás, uno de los líderes del movimiento en entrevista con El Heraldo Televisión, en respaldo a las demandas de su organización, la cual busca que sean eliminadas del país las concesiones otorgadas a las aplicaciones y que se eliminen esas lagunas legales bajo las cuales operan.

En contra parte, los taxistas se expresan dispuestos a mejorar su servicio, renovar sus unidades, mejorar la imagen de los conductores y el trato hacia los usuarios. Para ello han comenzado toda una serie de acciones y contenidos difundidos a través de reses sociales, como en al cuenta de Facebook ‘Movimiento Nacional Taxista’ en la que se comparten materiales gráficos y videos con sus propuestas.

Aunado a ello, en declaraciones a El Heraldo TV, Miranda Borrás dijo que entre sus iniciativas para que las autoridades promuevan la competitividad con las aplicaciones móviles se encuentra convertir a los taxis en unidades de vigilancia de apoyo para las patrullas de la Ciudad de México, mediante la equipación de las unidades con cámaras, GPS y botones de pánico, inversión que tendría que ser costeada por las autoridades, al tiempo que exigen que las apps sean reguladas de la misma manera que lo están los taxis.

La expresión del usuario

Hasta el momento Uber, Didi, Beat y Cabify se han mantenido reservadas ante la movilización y las demandas de los taxistas. Son los usuarios los que han salido nuevamente en defensa de este tipo de servicios.

Desde hace algunas horas etiquetas como ‘Ángel de la Independencia’ y el hashtag #Taxistas se han posicionado entre las principales tendencias en Twitter en México, todas con publicaciones relacionadas a la movilización. Sin embargo, gran parte de la conversación proveniente de los usuarios (no medios, periodistas o analistas) está dirigida al rechazo a las demandas de los taxistas.

De hecho, ya se posicionan etiquetas como Uber y Didi, utilizadas por parte de los usuarios para expresar argumentos en contra de los taxis referentes a la calidad del servicio, el estado en el que se encuentran las unidades, la inseguridad y la opacidad en las tarifas. En contraparte, defienden que muchos de estos puntos sí son ofrecidos por parte de servicios digitales.

Un mercado atractivo

La realidad es que los taxistas pugnan por un mercado que es muy importante, pero que se vio modificado de manera radical con la irrupción de aplicaciones como Uber, en un principio, pero que otros servicios como Didi, Beat y Cabify han sabido capitalizar.

Para darnos una idea, de acuerdo con el Índice de Movilidad Urbana realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO), el 38 por ciento de la población de las 20 principales ciudades del país se moviliza en transporte público; 29 por ciento en auto; y 31 por ciento caminando o en bicicleta.

Es ese casi 40 por ciento el que representa un mercado importante, son millones de personas las que diariamente pagan por transportarse en colectivo, STC metro, tren suburbano o taxis. Y es por esta misma razón por la que apps de traslados han encontrado gran crecimiento en el país.

Ejemplo de lo anterior es que servicios como Uber, Didi, Beat y Cabify ya representan un mercado cercano a los 239 millones de dólares anuales (2018), según datos proyectados en Statista.

Dado este contexto, se puede aceptar que el reclamo de los taxistas es justo, pero también lo es el sentimiento del usuario que se ha visto afectado por diversos casos de un mal servicio, claro está que no todo el servicio particular concesionado es ‘pirata’, abusivo o imprudente e irrespetuoso, pero también lo es que, pese a casos de inseguridad -claramente reportados en ocasiones anteriores- las apps de traslados se han consolidado como una alternativa de movilidad que gana en referencia del consumidor.

Al respecto, basta con referir los resultados de una encuesta realizada por Grupo de Economistas Asociados (GEA) e Investigaciones Sociales Aplicadas (ISA), la cual revela que el 91 por ciento de las personas afirma sentirse más segura al utilizar transporte de apps; en contraparte, sólo 7 por ciento señala lo mismo de un taxi convencional.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299