Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Datos, una realidad en el negocio del crédito de startups: a55

Los modelos de negocio para apoyar a PyMEs están virando hacia los datos; ahora, los créditos brindados por startups se basan en su análisis y en ingresos recurrentes.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
startup

  • Las PyMEs se enfrentan a grandes retos para acceder a créditos por parte de los bancos tradicionales.

  • Las startups buscan democratizar el acceso a productos financieros.

  • Hoy en día, algunos modelos de negocio están optando por hacer préstamos basados en los ingresos recurrentes.

El mercado de emprendedores tecnológicos en México es potencial; no obstante, el acceso a financiamiento es uno de los grandes retos que enfrentan ante los bancos tradicionales. El vacío del mercado es acaparado por fintech o startups que buscan democratizar el acceso. Los modelos de negocio para apoyar a los emprendedores y pequeñas y medianas empresas (PyMEs) cambian y son más flexibles. Para Miguel Angel Castilla, Head Of Marketing & Growth de a55, los datos se posicionan como la principal herramienta para brindar crédito, ya que se pueden brindar préstamos basados en los ingresos recurrentes.

“Estamos en el negocio de los datos, lo que hacemos es obtener datos para dar valor; hoy tiene una cara de crédito. Ver el estado actual de los clientes para ver la tendencia futura: para eso se necesitan datos”, apuntó.

Con la aceleración tecnológica que se vivió a partir de las cuarentenas derivadas de la Covid-19, las industrias “tradicionales” de energía y servicios financieros se enfrentaron a retos para adaptarse y mantener su posición en la mente de la sociedad digitalizada.

En el caso de los servicios financieros, los bancos tradicionales dejaron de satisfacer la demanda del consumidor moderno con su rigidez dando espacio a startups.

La región ha demostrado tener gran potencial, la edición de mayo de 2021 del ranking de las startups mejor valuadas del mundo de CB Insights incluye a 17 empresas de origen latinoamericano.

Y es que de acuerdo con Statista, Brasil, México y Argentina se han mantenido como las tres principales economías de América Latina en las últimas cuatro décadas.

Según previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) en este año, Brasil producirá productos y servicios por un total de 3,6 billones de dólares internacionales; la economía mexicana alcanzará un Producto Interno Bruto (PIB) de 2,9 billones de dólares y Argentina añadirá 1,1 billones a su crecimiento.

Desde la perspectiva Thomas Blanco, Country Manager de a55, México tiene una economía atrayente no solo para startups latinoamericanas, sino internacionales.

.

PyMEs y datos potencian el mercado de startups dedicadas al crédito en México

La columna vertebral de la economía mexicana se conforma por emprendedores y PyMEs, de acuerdo con BBVA, son responsables del 72 por ciento de los empleos.

“En México hay muchísimas PyMEs hace falta los servicios para esas empresas, abrir una cuenta en un banco tradicional es complicado, no es tan fácil y hay oportunidades de mejora”, apuntó Thomas Blanco, Country Manager de a55.

El reto de los emprendedores y PyMEs radica en encontrar créditos, financiamiento y talento. En el caso de los créditos, los potenciales empresarios se enfrentan a procesos complejos en los bancos tradicionales y se enfrentan al dilema de que necesitan dinero y capital, pero no tienen nada que ofrecer a cambio.

“A diferencia de los bancos tradicionales prestarle a empresas basado en el análisis flujo de caja de cuanto les genera todos los meses (….) empresas de tecnología o de ese tipo que al no tener un edificio o algo así que no pueden dar en garantía no tienen acceso a la banca tradicional”, dijo Thomas Blanco Country Manager de a55.

Actualmente, el 99.8 por ciento de establecimientos en el país son PyMEs y el Inegi asegura que hay más de 4 millones de PyMEs en el país, que aportan alrededor del 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) anual.

La pandemia fue un gran golpe para los emprendedores, ya que de abril a junio de 2020, vieron disminuir sus ingresos al 73.7 por ciento, muy por arriba de las grandes empresas con 11.9 por ciento.

Frente a la reducción de ingresos muchos emprendedores tuvieron que ser resilientes, adoptar medidas de digitalización. El Inegi estima que el 46.1 por ciento de las PyMEs mexicanas adoptaron el eCommerce como medida operativa frente a Covid.

 Con los retos impuestos por el contexto, más la dificultad de acceder a créditos en banca tradicional, los startups se apalancaron de los datos para brindar préstamos basados en ingresos recurrentes.

“Lo más importante es poder obtener datos de partners, principalmente, de empresas aliadas, de pagos, de tarjetas de crédito: tengo al cliente, tengo su data de pago y tiene la necesidad de crédito; yo no doy crédito y es ahí donde entran las startups, apuntó Thomas Blanco Country Manager de a55.

En México, la dificultad para acceder a financiamiento de la banca es una realidad, por lo que los emprendedores optan por otras fuentes y los modelos digitales son una gran oportunidad.

La banca es uno de los sectores que más se apalanca del desarrollo tecnológico y las PyMEs son un factor primordial en la activación de la economía

“Usar el marketing digital de ventas y ofrecer líneas de fondeo para las startups, es una cosa que los bancos tradicionales no tienen la capacidad interpretativa de entender como se convierten en ventas los nuevos canales”, concluyó André Luiz, Co-founder & COO.

 

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores