Hoy las audiencias han cambiado, son más críticas y exigentes con los contenidos que desean ver en sus pantallas, demandan no sólo nuevas formas de producir, sino de contar historias.

Esto ha motivado a que las generadoras de contenidos, como las televisoras, a transformarse y evolucionar en busca de adaptarse a los nuevos contextos tanto de la industria, como de los televidentes.

Una de ellas es Televisa, que con Fábrica de Sueños está impulsando una nueva estrategia de contenidos, de contar historias y de construir proyectos que no sólo tengan los ingredientes para conectar con las audiencias, sino que tengan calidad internacional.

Ante este contexto, conversamos con Giselle González, productora ejecutiva en Televisa quien está a cargo de la realización de Cuna de Lobos, uno de los proyectos más llamativos de Fábrica de Sueños.

El reto de revivir una producción emblemática

Giselle González, productora ejecutiva de Cuna de Lobos

“El adaptar esta historia, que data de finales de los ochentas, traerla a la modernidad y compactarla en 25 capítulos, cuando originalmente eran más de ochenta episodios. Sobre todo, más que condensarla fue sacar el ADN de Cuna de Lobos para poder dar una nueva versión contada en la actualidad, pero que no se pierda la esencia de lo que fue la historia original, escrita por Carlos Olmos”.

“Ese fue uno de los principales retos porque la base para una buena historia está precisamente en lo que es su esencia, si no tienes algo interesante qué contar, por más que esté rodeada de un gran elenco, un gran equipo de producción, de locaciones maravillosas, no funcionará”.

Elegir los intérpretes adecuados

“Sin lugar a dudas elegir a Catalina Creel fue una tarea muy complicada porque esta versión nos exigía una Catalina joven, seductora, encantadora, con una belleza física muy fina y delicada, pero que al mismo tiempo fuerte. Todas esas características las estuvimos buscando y llegó a nosotros Paz Vega, que conocíamos su trabajo pero en algún momento pensamos que iba a ser muy complicado, que aceptara la invitación, los tiempos de su agenda y venir a grabar a México”.

Pero, “en cuanto aceptó la propuesta, a partir de ahí comenzamos a hacer las audiciones para el casting. Es un elenco pequeño por lo que queríamos contar con gente joven pero que ofrecieran una calidad histriónica importante.

Paz Vega interpreta a Catalina Creel

La experiencia de trabajar con Paz Vega

“Una gran experiencia el trabajar a su lado porque es una mujer muy profesional, que le presta atención a los detalles, se fija en todo; tiene conocimiento de dirección, iluminación, de producción. Entonces contamos con una actriz que no sólo tiene un gran nivel histriónico, sino que tiene conocimiento de todo lo que sucede detrás de cámaras, y su trayectoria internacional de primer nivel, todo eso, para nosotros, le imprime otra jerarquía a este proyecto”.

El reto por conquistar a la audiencia

“La calidad que manejamos en producción, filmación, iluminación, es de nivel de cine que, en conjunto con las actuaciones y dirección llevan a este proyecto a un nivel superior. Son diversos elementos, empezando por un guión que cuente de manera diferente la historia, un ritmo totalmente distinto, también ir a plataformas digitales, vamos a Amazon Prime Video, todo en conjunto obliga a un alto nivel de calidad en todo. Ha sido proyecto complicado, difícil que ha implicado un gran trabajo que estoy segura se reflejará en la pantalla”.