Cuidado con tus críticas hacia las redes sociales, puede que te cierren la cuenta por eso

bigstock-redes-sociales-201741490
Imagen: Bigstock

Las redes sociales son tan importantes en México que el país es uno de los 10 más adictos a ellas. Se ubica en la posición siete en este sentido.

De acuerdo con el número proyectado de usuarios de redes sociales entre 2018 y 2023 en países seleccionados, las cifras de Statista proyectan que cerca de 800 millones de usuarios chinos accederán a redes sociales durante 2023, más que en algún otro lugar en el mundo y que los mexicanos no estamos lejos de ello, entrando en la lista.

De hecho, la Asociación de Internet MX y Estadística Digital revelaron que del total de usuarios de internet en la nación mexicana, 82 por ciento dedica su tiempo a revisar sus redes sociales. Es ahí donde se ubica la clave de por qué hay tantas acciones publicitarias en ellas.

Las plataformas son parte fundamental de la vida de los usuarios, pero justamente porque son quienes ponen en práctica sus funciones, resultan los mejores evaluadores, aunque en ocasiones eso no convenga a las redes sociales. Se puede aprender de las críticas, aunque eso no es lo que piensan todos.

Para Dribbble, las críticas no son aceptables, al menos eso es de lo que están acusando al CEO de la plataforma, Zack Onisko. Un artista denunció la suspensión de su cuenta después de una serie de tweets en los que realizó criticas a los cambios en el sitio.

Se llama Timothy J. Reynolds y es uno de los artistas más populares en el sitio, o era, pues luego de criticar algunas funciones, eliminaron su cuenta con más de 50 mil seguidores, todo porque estaba al tanto de lo que ocurría en la plataforma.

Y es que el último co-fundador de Dribbble, Dan Cederholm, dejó la compañía esta semana, y Onisko se quedó al mando, entonces el artista expresó su preocupación por ello y por el aumento en el precio de los paywalls para que los clientes busquen diseñadores. Eso bastó para que se eliminara su cuenta.

Esta es una nueva muestra de que al ser tan poderosas, las redes sociales se están convirtiendo en lo que juraron destruir, pues están haciendo su voluntad con las cuentas, reservándose el derecho de admisión y con un pésimo servicio al cliente, por supuesto que no todas, pero podemos mencionar Instagram como referente, cerrando cuentas y dejando meses en espera a los usuarios que piden la revisión de sus casos.