México es un país amante del futbol, pasión que no repara en demostrarse dentro de las tendencias y hábitos de consumo. Los mexicanos pueden ser una de las aficiones que más gastan alrededor de eventos deportivos, sobre todo cuando se trata de celebraciones como el Mundial de Rusia 2018. Tal y como lo refieren desde Consulta Mitofsky, el 58 por ciento de la población es aficionada al futbol.

Una mirada a la cantidad de compatriotas que ahora mismo están en tierras rusas para apoyar a la escuadra nacional es ejemplo claro. Hasta abril pasado cifras de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) mostraron que se han vendido casi 1.7 millones de entradas para los partidos del Mundial de Rusia 2018, en donde México se mantenía entre los primeros cinco lugares de venta. La nación con más demanda de entradas fue Rusia con 216 mil 134; seguido por Estados Unidos con 16 mil 462; Argentina con 15 mil seis; Colombia 14 mil 755; y México con 14 mil 372.

Lo realmente interesante está en entender como un evento que se desarrolla a miles de kilómetros del país tiene la capacidad de impulsar el consumo interno, toda vez que se espera que la afición que se queda en el país gastaría más de 80 mil millones de pesos durante el torneo, de acuerdo con datos de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

Los grandes ganadores serán los establecimientos de entretenimiento y restaurante, puntos de venta que concentrarán 12 mil 500 millones de pesos. Sin embargo, también ganaran los tiendas de conveniencia y abarrotes por la demanda de alimentos, bebidas y botanas para disfrutar de los encuentros desde casa.

En México, según datos de Nielsen IBOPE, la cantidad de personas que han visto cuando menos un partido de Rusia 2018 alcanza los 51.7 millones, de las cuales el 47 por ciento han sido mujeres.

Por último, se espera un incremento de ventas en las tiendas departamentales resultado de la venta de ciertos productos como pantallas y dispositivos de entretenimiento.

En cuanto a las personas que viajaron al viejo continente para apoyar a la Selección Mexicana se espera que cada aficionado gaste cerca de 120 mil pesos, lo que representa cerca de 3 mil millones de pesos si consideramos que se calcula que alrededor de 25 mil mexicanos se encuentran en Rusia.

Las cifras anteriores dejan en claro la oportunidad que se abre para marcas de diversas categorías, mismas que desde tierras mundiales así como de manera local tienen diversas opciones para conectar con sus públicos meta.