Cuando México destaca, pero por plagios

México, D.F.- Es increíble que México siendo una gran potencia creativa incurra en plagios. De acuerdo con el “Informe sobre la economía creativa 2010”, realizado por la Organización de Naciones Unidas, México es la  economía creativa más importante de América Latina y la número 18 a nivel mundial.

Entre los productos creativos que destacan se encuentran sus bellas artesanías, audiovisuales, libros, películas, música, publicidad y diseños. Sin embargo, a finales de 2011 el país destacó por su brillante idea pero de plagiar el logotipo de la Feria de Odessa, en Ucrania, para la Feria León “diseñado” por la agencia Dmente Publicidad.

Más notas relacionadas:
3 casos de plagios en Cannes
El plagio como sistema de investigación
Sorprenden a Apple copiando un diseño

Para revertir las críticas y la mala imagen que se le había dado tanto a nivel nacional como internacional en sólo dos días a través de medios de comunicación, redes sociales y blogs de Internet, la Feria organizó una rueda de prensa en la que se deslindó de haber sido autores del logo y señalaron a los  responsables,a quienes  obligaron a devolver los 232 mil pesos que la Feria pagó por el logo así como a pedir disculpas públicamente.

Sin embargo, Alejandro Becerra, director de la agencia, argumentó que sólo se basaron en una plantilla pública para crearlo y que “sí hubo un proceso creativo para llegar a la realización del logo”.

plagio1

Según publicaciones que se hicieron en varios medios, Becerra indicó que “los dos logotipos son similares, pero tienen elementos diferentes, definitivamente este logo sí pasó por un proceso creativo de dos meses donde se estuvo trabajando; la diferencia es que la propuesta original parece que venía de otro lado, pero este logo como tal no existe en otro lado”.

Esto provocó más revuelo dentro de la comunidad de diseñadores y publicistas. De acuerdo con una entrevista realizado por una agencia noticiosa internacional, Stefan Gurtovoy, creador del logotipo para la feria de Odessa, pidió que los plagiarios fueran castigados.

A pesar de ello, la Feria no emprendió un proceso legal contra la agencia, y siguió usando el logotipo como imagen oficial del evento.

Muchos pensarán que este lamentable error afectó la imagen, la afluencia y las ventas de la feria; sin embargo, eso no fue así, ya que se elevó la derrama económica del evento la cual superó los 2 mil millones de pesos y más de 5 millones 630 mil visitantes asistieron al encuentro.