México se encuentra entre los primeros países en el mundo, que dijo tener o usar criptomonedas, de acuerdo con un estudio conducido por la Statista Global Consumer Survey.

Los resultados del estudio son un tanto reveladores, pues advierten una posición superior de México frente a países como China, Estados Unidos e incluso otras naciones asiáticas como Japón.

Sin embargo, a pesar de estos números, el optimismo en el uso de estas monedas dentro del país sigue siendo incipiente.

“La adopción es lenta sobre todo por la poca credibilidad en estas monedas, así como la falta de confianza en su uso. Pocos usuarios las utilizan actualmente y aquellos que lo hacen es más bien por curiosidad o cómo opción de inversión. Sin embargo, tenemos, de forma más o menos generalizada, muchas otras opciones para  hacer transacciones, antes que las criptomonedas”, diagnostica Joaquín Zerón, CEO de DAN Media México.

Lo que es interesante de este tipo de cifras es entender la cultura precautoria que los países de primer mundo están tomando en el uso de esta moneda y cuál es la oportunidad de generar una mayor cultura dentro de México sobre su uso correcto y la oportunidad que se abre en el mercado para su implementación, obligando a los mercadólogos a dominar el tema para lograr mayor y mejor desempeño de sus estrategias, tal como Zerón lo advierte, al reconocer que la mayor parte de las transacciones se realizarán en esta moneda.

“La información y los datos asociados a estas transacciones darán el cierre al candado de la publicidad y su retorno. Además en lo concerniente al  marketing, las estrategias de precios y promociones, tendrán una forma de hacerse totalmente diferente al actual”, agrega.

Adoptar las criptomonedas

La adopción de las criptomonedas en el mercado dota de una oportunidad a las marcas que comiencen a hacerlo ante los early adopters e innovators, el reto está en entender cuál es el momento adecuado para llevarlo a cabo.

Ya hay primeras advertencias de que hay un crecimiento en su uso. El número de cajeros donde esta moneda se comercializa se mantiene en crecimiento y el tamaño de este mercado también se encuentra en constante incremento, tal como lo advierte Blockchain en más de 226 mil megabytes, durante el primer trimestre de 2019.

“Hemos visto que las marcas que se acercan al mundo de criptomonedas, empiezan a ser más modernas y atrevidas, convirtiéndose en marcas más tecnológicas y globales. Por lo general, da miedo empezar a interactuar con cripto, como persona y como marca (…) estamos seguros que sólo aquellas marcas que quieran retar el status quo y detecten las ventajas de las nuevas tecnologías comenzando a utilizarlas, son las marcas que perdurarán en el tiempo y no se verán desplazadas”, reconoce Gabriela Belden, Head de Marketing de Bitso.

Temas pendientes

Si bien los mercadólogos tienen que obligarse a entender a las criptomonedas, por la serie de cambios en comercio electrónico y las nuevas estrategias de precios y promociones en los que esta moneda influirá, así como una oportunidad de destacar para las marcas que adopten esta divisa, siguen pendientes que tienen que ser resueltos para que esto sea posible.

“Nuestra visión sobre las criptomonedas es que las principales instituciones financieras o bancos centrales deben respaldar la emisión y la gestión continua de estas divisas (…) Cuando estén disponibles de forma regulada, las empresas podrán adoptarlas adecuadamente y con base en sus necesidades”, concluye Sathya Narasimhan, director senior de Desarrollo de Negocios de Blockchain de SAP a nivel global.  

Frente a estos retos, la colaboración será la mejor estrategia con que las marcas puedan tomar ventaja de una industria que ha comenzado a consolidarse y que solo requiere de mayor aceptación y regulación, para poder desempeñar el potencial que indudablemente logrará en muy corto tiempo.