España.- Desde el año pasado, los fans de los Backstreet Boys están de enhorabuena y es que las apariciones de la boy band en medios de comunicación y redes sociales se ha multiplicado y han hecho que se reviva el marketing de nostalgia. En España, los fans de la banda están pudiendo disfrutar, durante esta semana, de dos conciertos que se engloban dentro de su nueva gira DNA World Tour; en concreto en Barcelona y Madrid.

No todos los fans han podido acudir a dichos conciertos ya que las entradas se agotaron casi de inmediato. Pero, para aquellos que no han podido disfrutar del espectáculo en directo de esta banda, la empresa de comida a domicilio Deliveroo ha creado un producto muy especial para conmemorar la vuelta de los Backstreet Boys a España: los Backstreet’s Cupcakes.

El pack está compuesto por 5 cupcakes

En concreto se trata de un pack muy dulce compuesto por 5 cupcakes diferentes y cada uno de ellos está inspirado en uno de los integrantes de la banda. Así, los fans de los Backstreet Boys podrán comerse, literalmente, a su ídolo favorito y probar a qué saben A.J. McLean, Brian Litrell, Nick Carter, Howie, Doroug y Kevin Richardson.

Para la creación de estos cupcakes de la mítica banda de pop, Deliveroo se ha asociado con Esquisitessen y la caja de cupcakes va a estar a la venta de forma exclusiva en Deliveroo hasta el próximo sábado 18 de mayo.

La gira DNA World Tour está siendo todo un éxito

Los Backstreet Boys fueron la banda con más éxito en los años 90 y vendieron más de 135 millones de discos en todo el mundo. Ahora, 25 años después de sus inicios han regresado a los escenarios con más fuerza que nunca, publicando un álbum llamado “DNA”, el primero que editan en 19 años, un disco que, rápidamente, se situó rápidamente en los principales listas de éxitos musicales de Estados Unidos.

La gira DNA World Tour, que ha supuesto la vuelta a los escenarios de los Backstreet Boys se llevará a cabo en más de 50 ciudades de todo el mundo durante este año, una gira que está siendo todo un éxito y que ha hecho que el marketing de nostalgia esté más vivo que nunca.