• México ya se ha convertido en uno de los países con más muertes por COVID-19 en todo el mundo

  • La alta tasa de letalidad de la pandemia responde, en gran parte, a la penetración de padecimientos que incrementan su riesgo

  • Sin embargo, el uso de tecnologías innovadoras podría ayudar (y está apoyando) a reducir el impacto de esta crisis

Los efectos de la pandemia en México han sido dolorosos, por decir lo menos. Gracias a su alta tasa de mortalidad, ha contribuido a que América Latina sea el nuevo foco de infección a escala internacional. Su impacto económico ha obligado a levantar las restricciones sanitarias, aún cuando la situación de salud es cada vez más grave. A eso se le debe sumar el cierre de un sinfín de negocio. Y podría haber sido aún peor sin el uso de ciertas tecnologías benéficas.

En todo el mundo, las innovaciones ayudan a que la pandemia no sean tan grave como habría sido. Según el Foro Económico Mundial (WEF), los pagos contactless prometen ser útiles para la reapertura de los países. Naciones Unidas, por su lado, apunta que se han empleado varias plataformas digitales en gobierno para llevar el apoyo económico necesario con mucha mayor velocidad. Y en México, hay tres tecnologías que, según Carbyne, se han robado el escenario:

Tecnologías para tratar pacientes de COVID-19

Se tiene que reconocer que ventiladores, medidores de temperatura y otras innovaciones han sido cruciales para mejorar el tratamiento de los infectados en la pandemia. Estas tecnologías tal vez no son muy novedosas, pero ciertamente han contribuido a que el panorama se más positivo que en anteriores crisis sanitarias. Pero hay otros sistemas innovadores que sí están haciendo la diferencia y son tan avanzados que parecen salidos de historias de ciencia ficción.

En Monterrey, por ejemplo, se están usando tecnologías de robo-presencia para ayudar al tratamiento remoto de pacientes. El sistema A-NIMO permite que expertos del Hospital de San José den consultas a distancia a personas con COVID-19 diagnosticada. Esta máquina tiene una altura de 1.6 metros y cuenta con cámaras, altavoz y micrófonos. De esta forma, se puede simular una experiencia casi en persona, controlando a distancia con solo una computadora.


Notas relacionadas


Plataformas de reactivación de comercio

Hay un sinfín de empresas que han decidido lanzarse al sector del ecommerce. Este mercado no solo permite a las personas continuar con sus hábitos de consumo y cubrir las necesidades de su familia sin exponerse al mundo exterior. Además, ayuda a que las mismas compañías le den movimiento a sus inventarios y no se queden paralizadas y sin ventas. Por supuesto, en este sentido han sido fundamentales los proyectos de comercio peer-to-peer y marketplaces.

También se debe reconocer el esfuerzo que han realizado algunas empresas y proyectos para ayudar a la capacitación y digitalización de negocios. Si bien hay más herramientas que nunca antes para saltar al mundo en línea, no todas las compañías saben hacer esta transición. Más importante aún, muchas tampoco manejan adecuadamente técnicas de marketing y logística necesarias para este proceso. Así que hay quienes se han dado a la tarea de dar asesorías.

Tecnologías espaciales al servicio de la pandemia

Si hay una característica interesante de la carrera por la conquista de las estrellas, es que ha permitido el desarrollo de un sinfín de tecnologías útiles para la vida en la Tierra. Sistemas tan avanzados como equipos de cómputo más pequeños (incluidos smartphones, cámaras, micro-procesadores, etcétera) fueron posible por la conquista del espacio. Pero también entra en esta categoría tecnologías como lentes anti-rayones, tenis atléticos y purificadores de agua.

Para la COVID-19 también hay un proyecto 100 por ciento mexicano que pretende encontrar qué sistemas se pueden emplear en esta crisis. La Agencia Espacial Mexicana ahora mismo ha recibido cerca de un centenar de propuestas originales de tecnologías espaciales que se pueden emplear en esta crisis. Entre las tareas específicas que podrían desarrollar, está limitar contagios, mitigar el impacto de la pandemia, e incluso ayudar a reactivar la economía local.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299