Facebook se mantiene en un proceso de cambios contantes que buscan superar la crisis de imagen que padece desde el año pasado por problemas como el Rusagate, fake news y problemas de medición dentro de su plataforma.

Recobrar la confianza entre los usuarios es el principal reto de la importante red social. Un estudio presentado por The Verge y Reticle Research, revela que Facebook atraviesa una crisis de confianza: Google, Amazon, Microsoft o Apple, logran superar a Facebook en términos de confianza; la red social sólo logra posicionarse por delante de Twitter.

El asunto es especialmente importante en tiempos en los que se avecinan procesos electorales en diversas partes del mundo, en donde se espera que las redes sociales -en donde Facebook es jugador principal- sean un canal especial foco y participación.

Con esto en mente, de acuerdo con información publicada por Reuters, Facebook está desarrollando un sistema para evitar que el caso de las eleciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos se prestan durante las elecciones que dicho país vivirá el próximo mes de noviembre.

Facebook

Según la fuente, la red social probará a lo largo de este año un nuevo sistema de verificación de anunciantes en donde se enviarán cartas por correo postal ordinario a los compradores de espacios publicitarios de Facebook que mencionan a candidatos que se postulen a los puestos del Congreso.

Sin especificar la fecha exacta en la que se iniciará el programa, se ha detallado que será necesario tener la carta enviada por la red social para activar las campañas a través de algunos códigos que se enviarán en dicho documento.

De esta manera, se trata de una solución análoga para una de las empresas asociadas fuertemente con la tecnología que promete dar respuesta, cuando menos de manera parcial a los problemas de injerencia de perfiles falsos en las elecciones que atraviesa la red social.

No es la primera vez que una estrategia similar se ejecuta. Google y Nextdoor verifican a los empresarios de empresas a través de direcciones postales reales.

La mala noticia al respecto, es que este programa sólo estará disponible -cuando menos en su primera fase- para Estados Unidos a finales de este año, lo que descarta su uso en otros procesos electorales como el que vivirá México.

De acuerdo con la Asociación de Internet.mx, que para 6 de cada 10 mexicanos las nuevas tecnologías y herramientas derivadas de internet los acerca a los procesos democráticos en México.

De esta manera, en mercados como el mexicano la red social deberá de buscar caminos alternos para revalorizar su participación en la construcción de la democracia, espacio en el que tiene un papel importante, pero no necesariamente positivo.

Una encuesta realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados reveló que los ciudadanos mexicanos están de acuerdo en que el gobierno a través de redes sociales proporcione información sobre acontecimientos relevantes (81.1 por ciento); recopile opiniones y peticiones ciudadanas (81 por ciento); promueva su imagen (50.4 por ciento); o brinde información de transparencia (87.7 por ciento).

El dato cobra especial relevancia si ponderamos que Mexico cuenta con con un padrón electoral de cerca de 85 millones de personas, de las cuales se puede decir que 35.6 millones son usuarias de Twitter y poco más de 65 millones tienen habilitado un perfil en Facebook.

Con estos números de antesala, las criticas sobre la posición y el acuerdo que la red social firmó con el INE tienen sustento.

Una vez más mantener las alertas encendidas sobre el papel y verdaderas responsabilidades que Facebook asumirá durante el proceso electoral en México será vital para evitar que los esfuerzos por acabar con las fake news y regular el contenido publicitario político terminen en una simple campaña de posicionamiento a favor de la red social, que poco impacto tendrá en el combate contra las noticias falsas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299