La incertidumbre en el sector retail causado por la rápida expansión del coronavirus ha llevado a supermercados, centros comerciales y demás puntos de venta a tomar decisiones poco habituales para mantener sus operaciones en la medida de lo posible.

No obstante, la realidad es que se trata de una crisis que de manera inefable tendrá efectos negativos en el sector minorista.

El golpe en números

Para darnos una idea, basta con reconocer que el coronavirus representará pérdidas para la economía global que oscilarán entre los 77 mil millones de dólares y los 347 mil millones de dólares. De igual manera, se espera que el impacto sea de entre el 0,1 y el 0,4 por ciento del PIB mundial, de acuerdo con un informe del Banco Asiático de Desarrollo (BAD).

El cierre masivo de tiendas, el desabasto de diversos puntos de venta así como, en términos generales, el freno a las cadenas de valor han generado especial preocupación entre los consumidores, mismos que ante la posible carencia de ciertos productos y el incremento de precios en los mismos han volcado sus esfuerzos a realizar compras de pánico.

Como era de esperarse, todos aquellos productos que prometen cierta contención al virus han incrementado de manera importante su demanda. En esta lista destaca los geles antibacteriales, desinfectantes y tapabocas.

No obstante el papel higiénico también ha reputando en los tickets de compra gracias al coronavirus. De hecho, según un informe de Tiendeo, este producto han visto duplicadas sus búsquedas en el mencionado portal.

Es importante mencionar que, de acuerdo con esta última fuente, entre los productos con mayor incremento de búsquedas se encuentran pasta (+76 por ciento), aceite (+54 por ciento), galletas (+87 por ciento), arroz (+34 por ciento), agua (+58 por ciento), conservas (+15 por ciento) y congelados (+8 por ciento).

No más de dos paquetes de papel

Para seguir brindando un correcto servicio a sus clientes, el sector retail está obligado a tomar medidas prontas al respecto y uno de los primeros casos en la materia parece estar en Perú, mercado en el que la cadena de supermercados Makro dio a conocer diversas medidas para contrarrestar las compras de pánico en donde destaca el limite en la compra de productos como papel higiénico y desinfectantes.

La firma aseguró, en un comunicado, que aunque sus sedes en la capital del país sudamericano y demás provincias operan en horarios regulares, se ha tenido que ver en la necesidad de aumentar el personal de atención y endurecer las medidas de seguridad para agilizar la atención a sus clientes.

Además, refirió que aunque en ningún momento se ha dejado de abastecer a las tiendas con productos existentes algunos que ante la coyuntura han incrementado su demanda, por lo presentan una alta rotación.

En esta línea, y con el fin de garantizar la presencia de ciertos productos en sus estantes, Makro decidió limitar la cantidad de productos desinfectantes y papel higiénico, que puede comprar una persona persona: “Todos los productos desinfectantes y antibacteriales tendrán un máximo de venta de 2 unidades por cliente y por día; mientras que en el caso del papel higiénico será de 2 paquetes por cliente y por día”.

Este tipo de medidas han comenzado a ser replicadas por otros jugadores del sector retail. El supermercado Wong, también procedente de Perú, limitó la compra de productos a no más de 3 unidades por persona.

Sin duda, este tipo de iniciativas serán cada vez más frecuentes y el gran desafío para los jugadores del sector será, por un lado, eficientar su operación, pero por otro tener la sensibilidad de comunicar dichas medidas a un consumidor que de por si tiene una sensibilidad compleja ante la crisis sanitaria.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299