Brutal contraataque de Trump: “tarifazo” en respuesta al anuncio de China

Donald Trump anunció que elevará todos los aranceles sobre las importaciones desde China. Serán entre el 15% y el 30% y por US$ 550.000 millones en productos. Es en represalia por una decisión de Pekín que Estados Unidos consideró como una agresión.

Bigstock
  • La guerra comercial recordará el 23 de agosto de 2019 como un día “negro”

  • China hizo un anuncio hostil y Estados Unidos respondió con más fuerza

  • Si no hay diálogo el fin de semana, el lunes puede ser un pésimo día en Wall Street

Cuando Donald Trump aún no había amanecido este viernes en Washington, China anunció  formalmente que en los primeros días del mes que viene impondrá nuevas tarifas a importaciones de Estados Unidos valuadas en US$ 75.000 millones.

Entre los productos afectados hay automóviles, derivados del petróleo y algunos granos, especialmente soya y maíz.

Unas horas más tarde, llegó la respuesta. Y es brutal: Estados Unidos elevará entre un 20% y un 33% los porcentajes de los aranceles vigentes que gravan productos importados desde China por nada más ni nada menos que US$ 550.000 millones.

Así es, en respuesta a los aranceles impuestos por Beijing por la mañana, Trump “disparó” con munición gruesa.

Fue después de que cerraran este viernes los mercados, por lo que habrá que esperar hasta el lunes para conocer una reacción que, se espera, será grave.

Los cambios de Trump

  • Por un lado, aumentará de 25% a 30% los aranceles sobre importaciones por US$ 250.000 millones ya vigentes. El cambio operará desde el 1 de octubre, dijo Trump en una serie de tuits.
  • Por otro, dijo que los US$ 300.000 millones restantes en importaciones chinas serán gravados con un 15% (en lugar del 10% que se había anunciado). Será a partir del 1 de septiembre.
El déficit comercial entre Estados Unidos y China avanzaba sin freno en 2017 y 2018, lo que pone en evidencia la necesidad de Trump de acortar ese margen. En 2019 hubo un gran freno, y eso se advierte en la economía mundial.

De esta forma, el viernes 23 de agosto marcará un punto crítico en la ya dramática escalada entre Estados Unidos y China, las dos mayores potencias comerciales del mundo.

Con estas nuevas decisiones, ya no está claro si seguirán adelante con un plan para reunirse en Washington en septiembre.

“China no debería haber aplicado nuevos aranceles a 75 MIL MILLONES DE DÓLARES de productos de los Estados Unidos (¡motivados políticamente!”)”, dijo Trump en Twitter.

“Lamentablemente, las administraciones anteriores han permitido que China haga esto y se ha convertido en una gran carga para el contribuyente estadounidense. Como presidente, ¡ya no puedo permitir que esto suceda! En el espíritu de lograr un comercio justo, debemos equilibrarlo”, agregó.

El presidente estadounidense fue más allá y les dijo a las compañías de su país que comiencen a buscar alternativas para fabricar productos chinos.

El índice S&P 500 cerró un 2,6% por debajo del día anterior.

Imagen: Bigstock

De acuerdo con el anuncio chino de la mañana, el gigante asiático aplicará un arancel adicional del 5% a las importaciones de soya y petróleo crudo estadounidenses a partir del próximo mes.

También volverá a estar vigente un arancel adicional del 25% que había sido suspendido sobre la importación de automóviles estadounidenses. Incluso en algunos autos llegará al 35%.

Esta no es una buena noticia para muchas empresas del sector, y especialmente para Tesla, que aún no termina su fábrica en China y debe importar los autos que vende en el gigante asiático desde Estados Unidos.


loading...