Content Hacking: acelerando el marketing de contenidos

Todas las metodologías formales y probadas tienen siempre su contraparte “acelerada”, cuyo objetivo es una estrategia de implementación rápida y de la forma más eficiente posible, con lo que logran optimizar los tiempos mediante un mapa de ruta más corto y preciso.

Con la rapidez en la que nos movemos en la evolución del marketing tradicional y digital, constantemente buscamos métodos probados pero más eficientes en tiempos de obtención de resultados. Y aunque estos métodos acelerados conllevan un margen de error que puede ser un poco mayor al método original, los beneficios de obtener resultados bien y rápido pueden superar esos riesgos.  Es así como nació el método acelerado llamado “growth hacking” de la mano de Sean Allis cuando lo nombró por primera vez en su blog de “Start-up Marketing” hace unos años.

El growth hacking es una técnica de marketing acelerado para lograr más rápido crecimiento en las ventas de las startups y ha sido usado por las conocidas Facebook, Twitter, Zynga, Dropbox, Reddit, Instagram y LinkedIn, que aumentaron el valor de la marca a cientos de millones de dólares.

La creatividad, el pensamiento analítico y la métrica social son los principales elementos del growth hacking y su proceso básico consiste en:

1.- Definir objetivos concretos, funcionales y útiles

2.- Implementar analíticas para medir los objetivos definidos

3.- Aprovechar al máximo tus fortalezas existentes

4.- Ejecutar el proceso como un experimento medible / ajustable

5.- Optimizar el proceso

6.- Repetirlo

¿Y si aplicamos el growth hacking al marketing de contenido? Tan factible es que ya se está haciendo y se denomina content hacker o hacker de contenido. Yo personalmente veo en esta especialidad una nueva profesión porque finalmente lo que buscamos es resultados exitosos, rápidos y con poca inversión. Otra de las aristas posibles que veo es que el perfil del community manager desarrolle este método para cuando maneja contenido.

Para mi el hacker de contenido es un creador/manipulador de contenido pero en una versión un poco más rebelde, sin perder de vista la calidad. Existen características básicas que se le confieren tales como:

1.- Busca un ajuste continuo entre contenido y audiencia (según el canal de comunicación que esté usando).

2.- Tiene mente de SEO – un hacker de contenido entiende cómo y por qué hace lo que hace y sabe lo importante que es Google.

3.- Busca la “viralización”   Busca constantemente la próxima gran idea para convertir su contenido en viral.

4.-  Es un analítico de datos – La principal herramienta que tiene un hacker de contenido son los datos que obtiene de cada “experimento” que ejecuta. Los analiza, hace los ajustes y vuelve a probar.

5.- Su palabra clave es “crecimiento” – Se enfoca en que todas las métricas medibles crezcan (Seguidores, tráfico web, impactos en Twitter, fans, porcentaje de engagement, etc.)

6.- Es un oportunista – Un hacker de contenido ve oportunidades constantemente, bien sea por eventos que suceden en las redes sociales a los que les puede sacar provecho, o por los contactos que ya posee y que los usa para hacer más conexiones.

7.- Es atrevido y audaz  –  El hacker de contenido, al basarse en el growth hacking, realiza experimentos para obtener resultados. Estos experimentos están lejos de seguir un estilo definido, coloca mucha creatividad y audacia a la hora de ofrecer el contenido.

¿Content hacker? nada nuevo… Al leerme yo creo que muchos de ustedes se sentirán identificados y afirmarán que ya han usado el método de forma empírica y/o que hacen todo lo que un hacker de contenido. Algunos más asegurarán que esas características definen a cierto tipo de community manager.

Todo eso es válido, recordemos que en este mundo de marketing online todos los días aprendemos, nos reinventamos y proyectamos el futuro (que muchas veces es el siguiente día, nada lejano).

¡Gracias por leerme!

¿Conectamos?

Twitter: @chris_suta

LinkedIn: Christine Suta