Curación de Contenido: 5 pasos efectivos para crear una estrategia

Foto: Bigstock

En el mundo de mercadotecnia y publicidad, la competencia aumenta de manera constante. A razón de lo anterior, la capacidad de alimentar al público con el contenido más relevante y que sea valeroso para el consumidor es más importante que nunca. Lo cierto es que crearlo de forma original es una de las mejores opciones para acercarse y tener mayor impacto con los usuarios, de acuerdo con sus propias necesidades e intereses.

Sin embargo, aunque es por demás conocido que hacer una estrategia de este tipo requiere creatividad, dinero, esfuerzo y una buena cantidad de tiempo, aun así no hay garantía de que este sea exitoso, ya que el público en redes sociales es totalmente diverso y no responde de la misma manera siempre.

Con el fin de mantener a la audiencia comprometida, sin gastar todos los recursos en fotos o videos, es extremadamente útil aprender cómo seleccionar contenido como un profesional. Cuando se aplica una correcta táctica de curación, el camino para lograr cumplir los objetivos planteados estará marcado. El CMI (Content Marketing Institute) muestra cifras que aseguran un promedio de efectividad del 42 por ciento.

La firma Curata realizó una investigación sobre lo que hacen los principales especialistas en mercadotecnia especializada y encontró una combinación en la que 65 por ciento de material creado más un 25 por ciento de contenido curado podría reflejar en mayor índice de conversiones por redes sociales.

Actualmente, la experiencia resalta entre los usuarios. Mejorar este ámbito también presenta un indicativo adecuado que puede señalar una táctica para actuar. Además, tener una guía sobre cómo hacer la mejor curación de contenido, es otro de los mecanismos ideales para formar un criterio de curación.

¿Cómo seleccionar contenido?

Seleccionar el más completo, entretenido y valioso contenido para mejorar a la estrategia de tu marca/empresa no es complicado. SproutSocial nos indica cinco pasos para lograrlo.

  1. Pensa en la cantidad

Saber qué porcentaje del contenido será original, y qué tanto será curado de otro lado es vital. Lo más sencillo para calcular esta proporción es hacerlo por red social.

2. Crear categorías

El siguiente paso es crear algunas categorías o temas para el contenido que vas a curar. De lo contrario, terminará compartiendo el mismo contenido una y otra vez, lo que se vuelve aburrido para el público.

3. Elegir fuentes

El contenido puede provenir de una variedad de fuentes. Cuando lo buscas de diferentes lugares, es una oportunidad de entablar relaciones con múltiples creadores de contenido.

4. Compartirlo

Lo más importante es agregar algo de personalización cuando selecciones lo que se va a compartir. Es importante que se ajuste a la voz y personalidad de la marca.

5. Hacer análisis 

Una vez que se comparte el contenido, indagar para ver qué funciona y qué no, puede dar una idea para empezar a darle un giro en el futuro.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.