• Una de las regiones más afectadas  es Nezahualcóyotl, que desde la madrugada reportaba altos niveles de partículas

  • La contaminación del aire en México, en promedio, solo es superada por China, Sudáfrica y Turquía 

  • Un video en Twitter se hizo viral por retratar, con un dron, el alto nivel de impurezas en el aire

Si hay una noticia que está en tendencia dentro de la Ciudad de México (CDMX), y en toda la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) en realidad, es la contaminación. En Twitter, el hashtag #ContingenciaAmbiental es trending topic. En circunstancias extraordinarias, las autoridades capitalinas han determinado un Doble No-Circula para el miércoles. Incluso eventos deportivos de gran envergadura han sido postergados, por los riesgos a la salud.

A raíz de la contaminación, numerosas organizaciones, líderes de opinión, miembros del público y medios han remarcado el mal manejo de la CDMX ante la contingencia. De acuerdo con La Jornada, el Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire (OCCA) afirmó que la actuación de las autoridades fue una “omisión grave”. La institución reafirmó que las normas para emisiones de transporte, así como de control de actividad industrial, son obsoletas.

Por su parte, Expansión aprovechó para recordar que la contaminación de México es la cuarta peor a escala internacional. El Poder del Consumidor, en Twitter, señaló que los niveles de partículas en el aire están cuatro veces por encima del recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y algunos periodistas recordaron viejos tweets de la actual jefa de Gobierno, criticando su inacción. Estos ataques han tenido un efecto determinante en la capital.

Si se puede identificar una víctima de la contaminación, además de los millones de personas en la ZMVM que están sufriendo las consecuencias a su salud, es la marca de la CDMX.

Contaminación, enemiga de la capital

La CDMX ha pasado años consolidándose como marca-ciudad. La gestión de Miguel Mancera incluso registró la expresión ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Ni siquiera el cambio de logo traído por Claudia Sheinbaum logró que la tipografía base cambiara. El actual gobierno solamente le cambió el color, para ajustarse a su nueva identidad morenista. Pero la capital siempre ha tenido problemas con la contaminación y su reputación.

Para 2016, ciertos líderes de opinión también analizaron la capacidad de Mancera. Esto, a raíz del pico de contaminación que se registró en la CDMX durante 2016. Es claro que el tema es importante para la imagen de la capital, porque no solo fue abordado por la población general. El mismo ex-jefe de Gobierno presumió los bajos niveles de Partículas Menores en el aire de la ZMVM como un gran logro de su administración en enero del año pasado.

De inicio, podría parecer que la contaminación no haría mucho daño a la marca de la CDMX. Al menos, no tendría que empeorar más que la salud y la molestia de quienes habitan la ZMVM. Pero estudios en Hong Kong, otra de las ciudades con peor calidad del aire, demuestran que este fenómeno tiene un efecto crucial en el turismo. En específico, los visitantes occidentales están menos dispuestos a viajar a destinos con tales niveles de impureza en el ambiente.

A eso hay que sumársele todas las fotografías y videos que están circulando por el mundo. La contaminación es tan mala que incluso múltiples medios y organizaciones internacionales. La marca de la CDMX está en boca de todo el planeta, por las razones equivocadas. De alargarse la contingencia ambiental, no solo seguiría afectando la reputación de la ciudad. También podría deteriorar la confianza regional, nacional y global en la administración capitalina.