x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Conoce el secreto mayúsculo de la colaboración 2.0

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Si queremos entender la funcionalidad de las redes sociales en internet a través de la tecnología de la información estaremos derrochando esfuerzos, y los resultados serán improductivos, tenemos que partir del principio de que: el tejido de la colaboración en las redes sociales físicas y virtuales es entre personas, siendo un acto, como apuntaría Frederick Nietzsche, “Humano demasiado Humano”.

Si queremos entender la funcionalidad de las redes sociales en internet a través de la tecnología de la información estaremos derrochando esfuerzos, y los resultados serán improductivos, tenemos que partir del principio de que: el tejido de la colaboración en las redes sociales físicas y virtuales es entre personas, siendo un acto, como apuntaría Frederick Nietzsche, “Humano demasiado Humano”.

Desde que el mundo es mundo, los seres humanos, llamados hoy día por nosotros “los cavernícolas” funcionaban en red de una manera natural, y entendieron que debían unirse para sobrevivir, ante el embate de fuerzas externas de peligro, como lo eran, animales, la naturaleza, otras tribus, así como para, salir a cazar y poder alimentarse, o simplemente sentirse acompañados.

GRAFICO 1

La paternidad de las redes sociales

A internet se le ha querido reconocer la paternidad del término red o redes sociales, y esto no es así, las redes sociales es un término de las ciencias sociales, nacen desde que coexisten dos personas en este mundo, (llámese Adán y Eva o la creencia que se tenga). Las ciencias sociales son aquellas ciencias o disciplinas científicas que se ocupan de aspectos del comportamiento y actividades de los humanos.

Las ciencias sociales examinan tanto las manifestaciones materiales como las inmateriales de las sociedades e individuos. Este soporte de las ciencias sociales nos es muy importante en el camino hacia la formación del trabajo en red hacia el trabajo colaborativo.
La red social es el conjunto de personas que conviven con un fin común, como lo es la familia, una asociación de colonos, nuestra escuela, el club deportivo al que asistimos, etc.

La red social también puede ser utilizada para medir el capital social, capital de relacionamiento (es decir, el valor que un individuo obtiene de los recursos accesibles a través de su red social). Estos conceptos se muestran, a menudo, en un diagrama donde los nodos son puntos y los lazos, líneas.

GRAFICO 2

Aquí surge una pregunta para profundizar ¿Cuánto vale una empresa y/o una persona por sus relaciones sociales?, asunto importante para las empresas las cuales están obligadas a desarrollar tantos puntos de relación como los requiera su red o cadena de valor, lo que conlleva a cada individuo que representa el capital humano de la organización, como un posible interlocutor con audiencias internas y/o externas.

Las redes sociales en internet

Hoy día todos sabemos que son aplicaciones web que permiten conectar personas, grupos, y comunidades, las comunidades no se crean, ya existen y pueden transformarse o transformar, lo que se crea es el espacio virtual para que se encuentren. Con las redes sociales, las comunidades se desarrollan con o sin la participación de la empresa

Lo que motiva el misticismo de la participación, de la colaboración

Buscamos y encontramos los principios relacionados con la teoría de usos y gratificaciones y con esa nos quedamos para dar respuesta al título de este artículo “El Secreto de la Colaboración 2.0”. La teoría de usos y gratificación aplicada en materia de comunicación, nos dice que: cada individuo selecciona los estímulos a los que quieren responder, atendiendo a causas como sus valores, intereses y funciones social. Por tanto, más que ser los medios los que dicen al espectador que ver, son los usuarios de forma activa los que lo deciden, atendiendo a sus necesidades y la gratificación que les proporcionen. Según Katz, Gurevitch y Hass los receptores a la hora de consumir los mensajes buscan satisfacer cuatro tipos de necesidades:

4 tipos de necesidades

GRAFICO 3

 

Sin personas no hay paraíso

“Para saber quiénes somos, debemos comprender como estamos conectados” Anónimo.

El arte de crear y hacer funcionar redes de colaboración no es una actividad “híper -social” o artificial, es un arte que requiere de varios aspectos, siendo el más importante “considerar a la persona y sus motivaciones como el componente básico del trabajo en red, del trabajo colaborativo”.

Podemos decir que el centro de todas nuestras acciones es la persona, a la cual debemos dirigir nuestra atención, esfuerzos, acciones, programas. El servicio es la base del éxito, máxime cuando el beneficiario es una o varias personas.

Después de haber logrado el trabajo en red, preparar y culturizar a la organización debemos aspirar al trabajo colaborativo, que se define como aquellos procesos intencionales de un grupo para alcanzar objetivos específicos, y es aquí en dónde la tecnología y las redes sociales vía Web hacen su presencia como medios importantes para impulsar la colaboración, conocimiento y comunicación.

En el marco de una organización, el trabajo en grupo con soporte tecnológico se presenta como un conjunto de estrategias tendientes a maximizar los resultados y minimizar la pérdida de tiempo e información en beneficio de los objetivos organizacionales.

El mayor desafío es lograr la motivación y participación activa del ser humano; además debemos tener en cuenta los aspectos tecnológico, económico y las políticas de la organización. Trabajo colaborativo son palabras para designar el entorno en el cual todos los participantes del proyecto trabajan, colaboran y se ayudan para la realización del proyecto.

El trabajo colaborativo y la tecnología web

“No te concentres en la tecnología sino en las relaciones”.

El trabajo en la Web es un fenómeno social que consiste en que las personas utilizan las tecnologías para intercambiarse lo que necesitan, sin recurrir a entidades tradicionales como las empresas, nadie parará este fenómeno, y “no estar on line es estar of line”.
Estar “on line” no es subir una página Web o un curricula y esperar a que lleguen las oportunidades por si solas; en la vida real y la virtual no son diferentes los comportamientos, las personas debemos tener un proceso de integración a las diversas opciones de trabajo en red, trabajo colaborativo; para esto se requiere tiempo, esfuerzo, estrategia, y conciencia de la importancia de la participación de las personas.

Reflexión

Concluimos esta colaboración con un pensamiento del Dalai Lama: “Los seres humanos somos seres sociales, venimos a este mundo como resultado de las acciones de otros, sobrevivimos aquí dependiendo de otros, aun si nos gusta como si no, no existe prácticamente ningún momento en nuestras vidas en el que no nos beneficiemos de las actividades de los demás, por esa razón, no ha de sorprendernos que la mayor parte de nuestra felicidad surja en el contexto de nuestras relaciones con los demás”. Y recuerda si deseas un experto en redes sociales, tendrás que considerar a la persona como tu centro de atención, y aplicarte en el estudio y atención de las ciencias sociales en tu tarea del día con día, con internet y/o sin internet.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

McDonald's

McDonald’s revive alimento que daba por muerto

McDonald’s ha tomado la decisión de revivir uno de sus productos que hace años no tenía en el menú de sus restaurantes y la acción es señal de cómo las marcas están apostando por viejas estrategias en contingencia.