Conectividad, fundamental para la evolución del e-commerce

compras
Imagen de Bigstock
  • En el e-commerce los consumidores buscan experiencias sin fricción

  • La conectividad fomenta el consumo en el terreno digital

  • La tarea para las marcas está en comprender los hábitos en línea de los consumidores

Desde Nielsen señalan que no se debe confundir el impacto que la conectividad digital está generando en los consumidores globales; y a medida que aumenta la conectividad, estamos ampliando constantemente la gama de actividades digitales que se realizan, incluido el comercio electrónico.

La agencia de investigación de mercados y audiencia, a diario, 3.4 mil millones de consumidores se conectan a internet y destinan en promedio seis horas y media en línea, tiempo que representa el 85 por ciento de la población mundial que está conectada a internet.

Sin embargo, a pesar de la ubicuidad de lo digital, los consumidores globales aún no han adoptado totalmente el e-commerce en diversas categorías, en gran parte en el sector de bienes de consumo en rápido crecimiento.

De tal manera que a medida que los fabricantes y minoristas buscan capitalizar la oportunidad del comercio electrónico, se debe comprender el uso, el comportamiento, así como los hábitos en línea de los consumidores.

Las ventas globales en línea durante 2017 totalizaron 2.3 mil millones de dólares, lo que representa el 10.2 por ciento del total de las ventas minoristas, al tiempo que se espera que dicha proporción alcance el 17.5 por ciento para 2021, de acuerdo con Nielsen.

Asimismo, el aumento en la conectividad a internet está allanando el camino para el comercio electrónico en muchos mercados globales.

La moda, los viajes y libros/música son las tres categorías principales que los consumidores compran en línea, con 61 por ciento, 59 por ciento y 49 por ciento, respectivamente, en todos los mercados del mundo.

Para los consumidores en línea, la conectividad es un habilitador importante ya que ha mejorado la capacidad de los consumidores para buscar y comparar productos así como servicios; destaca la disponibilidad de productos y precios; fomenta el pedido y la entrega del producto en los lugares y horarios deseados.

A medida que los fabricantes y los minoristas satisfacen la necesidad de conveniencia y facilidad de entrega de los consumidores, las personas están cada vez más dispuestos a comprar otras categorías en línea, como artículos de consumo, artículos de entretenimiento, productos para el cuidado del hogar, bebidas alcohólicas y productos de gran consumo.

En tanto, la creciente disposición de los consumidores a expandir sus comportamientos de compra en línea, particularmente para incluir alimentos, resalta la dinámica evolutiva del panorama del comercio electrónico, así como las oportunidades para los mercados de todo el mundo en los próximos años.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.