Conducen un Tesla en México y video se vuelve viral

Tesla en México. Imagen: Twitter.

Un video en el que se muestra cómo se conduce un automóvil Tesla de forma autónoma por calles de la Ciudad de México, ha causado sensación en redes sociales donde ya cuenta con más de un millón 871 mil reproducciones.

unocero.com – Manejando un Tesla en la Ciudad de México | Facebook

El video muestra a un par de hombres entre ellos Ricardo Blanco, director de Comunicación de Tesla México, mientras avanzan por calles de la ciudad o cuando observan al automóvil salir de un lugar de estacionamiento de manera totalmente autónoma.

La estrategia de marketing con la que Tesla estará operando en México descarta el uso de distribuidores, por lo que todos quienes hablan de la automotriz son empleados de la compañía.

El cliente es llevado a experimentar la compra del vehículo de forma online, con un pago previo de 80 mil pesos en el sitio web de la marca (por reserva), en donde ya se encuentra un dominio especial para México.

La presentación de producto se está realizando a través de booth o punto de promoción.

La estrategia de marketing que autos de lujo han llevado a cabo, pide a los consumidores reservar las unidades y atravesar por un periodo de espera, que va en proporción al tiempo que lleva el ensamblado y traslado desde la armadora hasta el destino del comprador.

Casos similares al de Tesla han ocurrido con otras marcas tecnológicas como Apple, que logró crear gran expectativa con su iPhone, producto que irrumpió en el mercado por su estrategia de timing, con la que impactan en el consumidor bajo el supuesto de innovar.

Tesla busca innovar en un mercado, donde BMW ya tiene tiempo comercializando un automóvil eléctrico de lujo y otras marcas como Nissan o Chevrolet ya cuentan con una oferta de vehículos eléctricos de baja gama.

Una nueva tecnología automotriz está en puerta, lo que coloca a Tesla en el top of mind de los consumidores. Frente a estos early adopters, early majorities e innovators, las marcas tecnológicas como Apple o Google han buscado en esta fusión de tecnología con automotriz, el desarrollo de automóviles de conducción autónoma para llegar a estos segmentos, que son grandes  y fieles consumidores bajo el supuesto de ser los primeros en vivir la experiencia.