• Para finales de 2018, Audi registró ganancias operativas de más de tres mil 529 millones de euros

  • En 2017 había casi dos millones de vehículos eléctricos en circulación a escala internacional

  • Como parte de su campaña, Audi reafirmó que en 2025, una tercera parte de sus nuevos autos serán eléctricos

Los autos eléctricos no solo sirven para reducir el consumo de combustibles fósiles. Son también una atractiva industria en crecimiento. De acuerdo con McKinsey, en 2017 se superaron por primera vez el millón de ventas de autos eléctricos. Frente a las transacciones de 2016, significó un aumento del 57 por ciento. Tesla, la compañía de Elon Musk, está todavía en la cima del mercado. Pero Audi ya tiene en marcha una campaña para derrotarla.

Audi presentó su campaña Not For You. El objetivo de esta estrategia es preparar el terreno para su nueva camioneta eléctrica Q4 E-tron. Se trata del primer vehículo de la automotriz de lujo completamente eléctrico. La pieza central de esta iniciativa es un comercial que se burla de los prejuicios hacia los automóviles eléctricos. En un minuto, aborda la duración de la batería, la resistencia al clima, la disponibilidad de estaciones de recarga y su velocidad.

Junto al comercial, la automotriz lanzó un video educacional sobre su futura camioneta eléctrica. La campaña, de acuerdo con el vicepresidente de marketing para Audi de América Loren Angelo, es justo eliminar de la percepción del público los prejuicios hacia esta tecnología. “Reconocemos que se necesita más educación entre los consumidores […] nuestro objetivo [con estos anuncios] es eliminar algunos de los mitos más antiguos del mercado”.

Dificultades de crear tendencia

Los esfuerzos de Audi no son simplemente por que sí. Según Car Magazine, la camioneta eléctrica de la marca podría tener un precio de 40 mil libras cuando salga al mercado. Es decir, poco más de 52 mil dólares. Otras fuentes afirman que podría superar la valuación de los 70 mil dólares cuando salga al mercado en 2020. Si bien sería más barato que algunas de las opciones más lujosas en su catálogo, es de cualquier forma un vehículo caro.

Así pues, no es extraño que la campaña de Audi busque eliminar los prejuicios hacia los carros eléctricos. Si no trabaja arduamente para resolver estas barreras, podría arriesgarse a correr el destino de Tesla. De acuerdo con Statista, en su primer trimestre de 2019, la compañía de Elon Musk experimentó una reducción significativa en sus ventas frente al periodo anterior. Este desplome fue uno de los más severos para la empresa en los últimos cuatro años.

Pero Tesla tiene una fuerte propuesta a futuro en conducción autónoma que le puede ayudar a cumplir con las expectativas. Audi todavía no tiene estas características, pero sí debe entregar resultados a su compañía madre, Volkswagen. De acuerdo con The Verge, la automotriz alemana quiere que todo su catálogo de automóviles sean eléctricos o híbridos para 2030. La iniciativa incluye a todas sus subsidiarias, entre las que se cuentan la misma Audi.

Y es que las barreras son significativas. A escala global, estima el Centro de Gestión Automotriz citado por electrive, los automóviles eléctricos apenas abarcan el 4.6 por ciento de la industria. Además, la gran mayoría de los modelos que existen se concentran en China. Para entrar con fuerza en Estados Unidos, Audi (y sus rivales) debe convencer a los consumidores de comprar estos automóviles. Y parece que iniciativas como esta campaña lo están logrando.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.