• Organizaciones estiman que, actualmente, existen más de tres millones de habitantes en Silicon Valley

  • Además de Google, otras marcas notables con presencia en la región son Adobe, Apple, Intel, Netflix, Visa, Uber y Twitter

  • De acuerdo con Vox, los hogares promedio en San Francisco tienen un precio superior a los 1.35 mdd

No es sorpresa que quienes trabajan para las compañías más valiosas también perciben grandes salarios. Basta observar los considerables cheques de sus directores generales para darse cuenta del enorme flujo de dinero. Aunque en mucho menor medida, los empleados de empresas como Apple, Facebook y Google también reciben cuantiosas remuneraciones. Y en zonas como Silicon Valley, este poder económico se traduce en un fenómeno: inflación.

Esta inflación de precios ha afectado particularmente al mercado inmobiliario. Para los trabajadores de salarios medios y bajos en Silicon Valley, según AP, se ha vuelto casi imposible emparejarse a las enormes rentas que pagan los empleados de estas tecnológicas. En un esfuerzo por reducir estos retos, Google ha prometido invertir mil millones de dólares (mdd) en mejorar las condiciones de vivienda. Específicamente, planea construir hasta 20 mil casas

Según Sundar Pichai, CEO de Google, esta suma incluye terrenos valuados  en 750 mdd para la construcción de 15 mil nuevos hogares y 250 mdd para un fondo de inversión. Dicho fondo será utilizado para incentivar al mercado local para erigir otras cinco mil casas en la zona. Se espera que el proyecto se complete en el transcurso de los próximos 10 años. De acuerdo con asociaciones inmobiliarias, el precio de venta en la zona se ha triplicado en solo dos décadas.

Google y el problema de la inflación inmobiliaria

Casi todas las compañías grandes en Silicon Valley han tratado de hacer algo para reducir la inflación inmobiliaria. Pichai reafirma que Google ya tiene tiempo con este tipo de iniciativas. Por su parte, Microsoft hizo una promesa similar (pero menos cuantiosa) en enero pasado. Facebook, junto con otros agentes, también ha mostrado interés en resolver el problema. Y otras tecnológicas, como Amazon y Salesforce, también tienen sus respectivos planes.

Los problemas que están tratando de resolver Google y sus colegas de Silicon Valley no son menores. Como lo menciona la tecnológica, el problema artificial que han creado parte tanto de los altos salarios que perciben sus colaboradores como de la baja oferta de hogares. Una solución, que es a la que le están apostando las marcas, es aumentar el número de casas construidas. De esta forma, el precio de la renta y la compra podrá bajar de forma importante.

Pero el reto de fondo es que las compañías de la región siguen creciendo. Y con este desarrollo, también requieren de una plantilla de trabajadores cada vez más grande. Construir más casas es una solución a corto plazo. Eventualmente se acabarán los hogares y, tarde o temprano, el espacio disponible. Tal vez las marcas deberían empezar a considerar diversificar su operación a otras ciudades o países, para así no concentrar los retos en una sola área.

loading...