Luego de que el semáforo en la Ciudad de México no avanzó los restaurantes seguirán sin abrir sus puertas, lo que llevará a muchos de establecimientos esta naturaleza a cerrar de manera definitiva sus cortinas. Los ejemplos comienzan a surgir en redes sociales y este restaurante es uno de los ejemplos más recientes.

En días recientes, comenzó a ganar popularidad un mensaje colgado a las afueras del restaurante Trattoria Giacovanni, lugar de comida italiana que habría ganado especial popularidad en la colonia Condesa, de la Ciudad de México.

Un adiós obligado

En redes sociales, la imagen de una lona ubicada en el establecimiento comenzó a ser compartida por diversos usuarios quienes comentaron con tristeza el cierre de esta sucursal.

En el mensaje colgado por el restaurante se lee:

“Después de tantos años y momentos de satisfacción hemos tomados la difícil decisión de cerrar nuestra sucursal de Condesa. No queremos dejar de agradecer a nuestra hermosa familia de clientes y colaboradores que nos acompañaron y formaron parte de este gran lugar. Cerrando cuentas puertas uy abriendo camino hacia nievas oportunidades para seguir ofreciéndoles la mejor experiencia, calidad y servicio. ¡De nuevo, muchas gracias!”.

La marca afirmó que sus operaciones ubicadas en Interlomas se mantendrán activas de momento, al tiempo que pidió a sus comensales mantenerse pendientes de la nueva ubicación que tendrá este restaurante.

La realidad de muchos

Este escario podría ser cada vez más frecuente en las calles de la Ciudad de México y del resto de la República Mexicana.

Y es que aunque en algunos estados se han comenzado a reactivar operaciones en el sector restaurantero, los poco más de tres meses que ha durado el confinamiento han sido más que suficientes para provocar el cierre de cientos de negocios.

Aunque las opciones de entrega a domicilio y servicios para llevar se ubicaron como un salvavidas para los jugadores de esta industria la realidad es que pocos restaurantes estaban listos para adoptar y trabajar bajo estas condiciones.

Cuando menos así lo indica el último reporte entregado por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos condimentados (Canirac), el cual destaca que apenas 1 de cada 20 restaurantes estaba listo para ofrecer servicio de envío de comida e incluso para llevar.

El escenario anterior, ha traído perdidas millonarias para dichas unidades de negocio en el país. Estimaciones entregadas por la Canirac, el brote de coronavirus en el país se ha traducido en una caída de 90 por ciento de las ventas y el cierre de 30 por ciento de los restaurantes.

Es importante mencionar que antes de las reconvenciones de aislamiento, este sector representaba el 15.3 por ciento del PIB turístico en México así como el 1.3 por ciento del PIB nacional, según estimaciones de la Secretaria de Turismo.

A esto se suma la caída en el gasto de las personas en el rubro. Un estudio reciente firmado por Fintonic reveló que, a partir del primer caso de coronavirus en México, los consumidores redujeron su gasto en restaurantes en un 30.03 por ciento.

Cuando menos en lo que concierne a la Ciudad de México, este escenario podría ser aun más crudo si consideramos que las restricciones de operación para los restaurantes se mantendrán durante una semana más, luego de que las autoridades capitalinas no encontraran las condiciones adecuadas para avanzar el semáforo epidemiológico de rojo a naranja.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299