Con esta pieza Argentina está presente en el shortlist de Creative Data

Imagen: Frame Fundacion Huesped/Talking Numbers/WUNDERMAN Buenos Aires

Arrancó el tercer día de actividades en Cannes Lions 2017 y como una de las primeras actividades dentro de la agenda de esta jornada, se dieron a conocer los nominados de la categoría Creative Data, en donde Argentina es uno de los pocos países latinoamericanos dentro de la contienda por un León.

Advertisement

Gracias a la pieza Talking Numbers, realizada por Wunderman Buenos Aires para la Fundación Huésped, Argentina suma una oportunidad más para incrementar la cuota de ganadores que lleva hasta el momento.

El objetivo de la estrategia, que también compite por un galardón dentro de la categoría PR, se centra en concientizar a la población sobre la importancia de realizarse la prueba de VIH para que la enfermedad sea controlada a tiempo. Se calcula que el 30 por ciento de las personas portadoras de dicho virus desconoce su situación.

De esta manera, luego de buscar información y datos sobre esta enfermedad, la campaña intercambió la información que aparece en los tickets habituales de aquellas personas que se realizan algún estudio de sangre por una estadística sobre el VIH, misma que gracias al uso de tecnología de geolocalización y reconocimiento facial que analizó la edad y el género de cada paciente se entregaba de manera personalizada. La acción se llevó a cabo en 70 centros médicos de todo el país, durante la semana del SIDA.

Cuando fue su turno de ser llamado por el médico para su análisis de sangre, la estadística de VIH de su boleto se mostraba en la pantalla de la sala de espera, con la intención de que esta información fuera vista por todos los ahí presentes y así demostrar la importancia que tiene dicha prueba.

La efectividad de la campaña fue evidente. Sin presupuesto en medios, el trabajo creativo logró aumentar de manera importante (270 por ciento) el número de pruebas para detectar VIH. De los 10 mil 804 tickets intercambiados, 7 mil 046 terminaron en un análisis de esta naturaleza, lo que quiere decir que más de 65 por ciento de las personas optó por hacerse la prueba.

El hecho no fue menor si se considera que el 86 por ciento de las personas que acude a las clínicas para hacerse un análisis de sangre de rutina, no aprovechan esta oportunidad para hacerse la prueba de VIH.