Hacia finales de 2015, Kobe Bryant anunciaba su retiro de las canchas de basquetbol con una emotiva carta en el que agradecía a este deporte todo lo que le dio.

En aquel documento que el ahora fallecido deportista publicaba en sus redes sociales se leía: “Querido baloncesto, desde el momento en el que empecé a ponerme los calcetines de jugar de mi padre, disparando mi imaginación con tiros ganadores en el mejor Forum del Oeste, supe que una cosa era verdad: quedé enamorado de ti. (…) Concediste a un pequeño niño de seis años su sueño Laker, y siempre te amaré por ello. Pero no puedo amarte de manera tan obsesiva por mucho más tiempo. Esta temporada es lo último que tengo que dar. Mi corazón puede atajar los golpes, mi mente puede lidiar con la dura rutina, pero mi cuerpo sabe que es tiempo de decir adiós”.

La respuesta de Nike

La carta de ocho párrafos logró conmocionar al mundo del deporte, con lo que Nike no pudo pasar por alto lo acontecido y respondió durante 2016 con una carta en la que, a nombre del baloncesto, despedía a uno de los mejores exponentes de aquel momento.

Así, en un tweet la marca deportiva publicaba una imagen del ex jugador acompañada de un escrito en el que hacía un profundo reconocimiento a su trayectoria y legado al deporte ráfaga, poniendo especial énfasis a los altibajos que tuvo Kobe en su trayectoria y a su capacidad para sobreponerse a la adversidad para volver e imponer récords.

EL post que formaba parte de una estrategia de marketing de la marca deportiva denominada ‘Unlimited’, creada por Wieden + Kennedy Portland, sumó miles de reacciones entre las que destacaban los comentarios de los aficionados y especialistas que indicaban que Nike estaba perdiendo de la cancha a uno de sus más grandes embajadores.

El contrato Nike-Bryant

Lo cierto es que eso nunca sucedión; sin embargo, hoy con la confirmación de la muerte de la ex estrella de los Lakers de Los Angeles y la NBA, Nike pierde a una de sus máximos embajadores de marca que le permitió conectar con miles de fanáticos del baloncesto alrededor del mundo, sumando millones de dólares a su cuenta.

Hasta 2015, justo antes de su retiro, Bryant y sus zapatillas (Nike Kobe) representaban el 14 por ciento de las ventas totales de zapatillas de baloncesto para la NBA, porcentaje que las ubicaba en segundo lugar sólo por debajo de las Nike Air Jordan que se quedaban con el 72 por ciento, de acuerdo con datos entregados por Slice Intelligence.

La relevancia representada por estos porcentajes se tradujeron en números duros de venta que hacia 2016 se tradujeron en millones de dólares. De acuerdo con Morgan Stanley, durante ese año, los tenis de Nike y de Kobe habrían participado de las ventas proyectadas de zapatillas deportivas de la NBA en los Estados Unidos con 18 millones de dólares.

Estas cifras fueron lo suficientemente importantes para el negocio de Nike que la marca decidió mantener un contrato de venta e zapatillas con Bryant incluso después de su retiro, mismo al que Forbes le dio un valor de 23 millones anuales durante septiembre del año pasado.

De hecho, Nike lanzó una serie de colecciones de zapatillas de edición limitada para conmemorar el Día de la Mamba, celebración anual en la que  se hace tributo al legado del deportista.

Hoy la marca deportiva perdió a uno de sus grandes embajadores gracias a su trayectoria y popularidad.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.