CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Cómo será “dormir” en el 2030

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
"Dormir es el nuevo sexo" es el título que el periódico El País de España escogió para titular un artículo en que se exponen las nuevas tendencias en materia de descanso nocturno. En el futuro, habrá un buen dormir asegurado, sin pesadillas y con sueños que se podrán elegir. ¿Será así?

Internacional.- “Dormir es el nuevo sexo” es el título que el periódico El País de España escogió para titular un artículo en que se exponen las nuevas tendencias en materia de descanso nocturno. En el futuro, habrá un buen dormir asegurado, sin pesadillas y con sueños que se podrán elegir. ¿Será así?

En el mundo de alta exigencia de hoy, con poco tiempo para hacer todo y descanso limitado en tiempo y calidad, las acciones de científicos y médicos se dirigirán a optimizar el buen sueño. “En un futuro no tan lejano, digamos 2030, desde la temperatura hasta el pijama, todo será regulado por sensores en busca del descanso perfecto: profundo, largo, reparador y sin pesadillas, y con sueños que se podrán escoger utilizando una base de datos”, dice el diario El País, de España.

Según el periódico, en el futuro se podrán controlar los sueños “si se está dispuesto a someter al cerebro a una corriente eléctrica de baja frecuencia (40 hercios serían suficientes)”. Para el medio español, “la técnica que se está experimentando en Alemania y podría ser útil para los que sufren pesadillas o trastorno por estrés postraumático”.

Otra ventaja no tan lejana en materia de sueño: colchones que se conectarán a Internet para cambiar su rigidez o termostatos que ajustan la temperatura según cada ciclo del sueño. En 2030, según el futurólogo Ian Person –contratado en 2011 por la compañía hotelera Travelodge para estudiar el futuro del sueño–, será posible llegar a un hotel, meter todas sus variables (temperatura ideal, colchón, almohada e iluminación preferidos) y disfrutar de un descanso perfecto.

Y un dato que asusta: Un gen del mapa del genoma humano, el DEC2, al ser manipulado podría reducir la cantidad de tiempo que necesitamos descansar. Los militares serían, por razones obvias, las primeros en explotarlos.

der

Y gracias a la tecnología “wearable” incorporada a la ropa de cama, se podrá (mientras duerme) medir el pulso cardiaco, la presión sanguínea y la conductividad de la piel, entre otras tantas cosas.

Sigue a Pablo en Redes Sociales


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados