x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Cómo se debe reaccionar si tu jefe te elogia (hay buenas y malas maneras de hacerlo)

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La forma en que aceptas los elogios de tu jefe es importante. Aseguran que el lenguaje corporal al tomar el comentario puede ayudar a obtener un próximo aumento.

Siempre se habla de la necesidad de que los mandos medios y altos no sólo apunten los errores de sus subordinados, sino que traten de acentuar sus virtudes y los elogien cuando algo está realmente bien hecho.

“Es su trabajo hacer bien su trabajo”, suelen decir los jefes cuando reniegan de felicitar a sus empleados por una tarea bien hecha. Algo a lo que los entrenadores responden: “Y es tu trabajo felicitar a los que hacen bien su trabajo”.

Sin embargo, poco se habla del otro interlocutor en este proceso. Cuando un jefe elogia a un empleado, ¿cómo debería ser la reacción de éste para obtener provecho?

Casi todos los empleados anhelan comentarios positivos, pero cuando comienzan a llegar los elogios, muchos se avergüenzan, se hunden en sus asientos, miran hacia otro lado o incluso intentan negar o rechazar el cumplido. Aceptar comentarios positivos sobre tu trabajo es importante.

“Dar y recibir retroalimentación es una de las habilidades más esenciales para crear confianza y relaciones significativas en el trabajo, pero es una de las cosas más difíciles que tenemos que enfrentar como seres humanos”, le dijo a la CNN Rebecca Aced-Molina, entrenadora de liderazgo.

capital humano
Foto: Bigstock

Para la especialista, el empleado debe asegurarse de estas tres cosas:

  • Reconocer el elogio y demostrar que lo aprecia.
  • Abstenerse de interrumpir o desviar la atención en el momento de recibir cualquier elogio.
  • Mantener el contacto visual con el jefe.

“La forma en que los empleados reciben y reconocen los elogios y los comentarios positivos pueden impactar las relaciones laborales y en el crecimiento profesional”, explicó Aced-Molina.

Cómo reaccionar

La clave para aceptar los elogios en el trabajo es demostrar que se lo recibió y que se lo aprecia.

Una respuesta simple de “muchas gracias, te agradezco que lo hayas dicho” o “gracias, trabajé muy duro en eso” puede ser suficiente.

Además, si hubo otras personas que contribuyeron al éxito, se debe mencionar también a quiénes asistieron.

“Y no hay que olvidar el lenguaje corporal al recibir el cumplido: hay que asegurarse de sentarse derecho y hacer contacto visual”, dijo la experta.

Volviendo a las felicitaciones de los jefes, son positivas para la empresa y las relaciones laborales si resulta creíble.

Según Carles Canals, “debe responder a actuaciones concretas, específicas, claramente identificadas. De esta manera, todos advierten que no hay trato preferencial para algunos e identifican qué gestiones, procedimientos y actitudes se premiaron”.

Y agrega: “Más se valora una felicitación cuanto más personal es”. Los elogios en general no suelen sumar demasiado.

En organizaciones con pocas personas, sirve que su inmediato superior acuda a su puesto de trabajo a felicitarlo o que alguien de mayor nivel lo llame al empleado a su despacho para tener una breve reunión. Lo que mejor se adapte al estilo del directivo: el receptor ha de percibir que la felicitación es auténtica, que a su jefe el elogio le sale de dentro, dice Canals.


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados