¿Cómo saber qué hosting web es el adecuado para ti?

El alojamiento web o hosting web, es el lugar donde se almacena la información de un sitio web, estos datos son texto e imágenes que serán publicados y podrán verse en la página web creada.

Aspectos clave de los sitios web para negocios pequeños

¿Tienes planeado lanzar tu propio sitio web, pero no sabes qué hosting web se adecua más a tus necesidades?

Un hosting web o alojamiento web es un servicio de almacenamiento que proporcionan distintos servidores; y los proveedores de hosting web, ofrecen un espacio para alojar las páginas web de sus clientes y contar con disponibilidad las 24 horas del día, desde cualquier parte del mundo.

De acuerdo con GoDaddy, “las empresas de hosting, disponen de servidores propios para almacenar los sitios web de sus clientes, y están localizados en un Centro de Procesamiento de Datos (CPD). Es otras palabras, una infraestructura que dispone de los sistemas de seguridad más avanzados (tanto hardware, como software), así como conexiones a Internet permanentes y seguras, para evitar posibles fallos o errores en los servicios”.

Asimismo, para que dicho sitio web funcione requiere primero de un dominio, es decir, un nombre único para que el sitio sea indentificable de entre todos los demás; este consta de dos elementos, el nombre y la extensión, por ejemplo Merca20 (nombre), .com (extensión), juntos forman al sitio Merca20.com.

 

consumidores
Foto: Bigstock

Para elegir un hosting, es determinante conocer las necesidades de nuestro sitio web, por ejemplo, no se utiliza el mismo para una sitio de contenido web, que para un sitio de ventas por Internet.

Los sitios estáticos, están compuestos por diferentes páginas HTML, estos se usan para sitios con pocos cambios en el contenido del mismo; en cambio una web dinámica requiere lenguaje de programación PHP, regularmente, debido a que el contenido cambia constantemente por la naturaleza del sitio.

Factores clave para elegir un hosting:

  • Espacio web: Tamaño que ofrece el servidor y proveedor, por ejemplo 100 GB o más.
  • Cuentas de correo: Número de direcciones electrónicas a las que tienes derecho.
  • Panel de control: Gestión de servicios y aplicaciones de tu sitio.
  • Transferencia mensual: Cantidad de datos que tu sitio puede transferir con tus usuarios.
  • Base de datos: Número de bases de datos que puedes crear para tu sitio web.
  • Garantía de disponibilidad: NIvel de porcentaje que tu sitio estará disponible en la web.
  • Soporte técnico: Aunque parezca obvio, es necesario verificar que el proveedor posea con está área antes cualquier falla o problema.
  • Servicios adicionales que puedan hacer crecer a tu sitio web de ser necesario.

Algunos tipos de hosting que existen son: hosting compartido, como su nombre lo indica comparte servidores con otros sitios, es económico y el proveedor se encarga de la gestión y mantenimiento del sitio;  hosting dedicado, dirigido a sitios que requieren mucha potencia, no es económico, atención más personalizada; Servidor Virtual Privado, es uno de los más utilizados, puede ser gestionado por el proveedor o por el cliente del sitio, más recursos que un hosting compartido.

Por úlitmo, cloud hosting, es tendencia recientemente, se usa para aplicaciones y sitios web que reciben muchísimas visitas, por lo que también necesita mucha potencia, funciona conectando varios servidores físicos entre sí para crear un súper servidor, además cuenta con recursos ilimitados.