La reactivación económica es una urgencia para diversos sectores de la comunidad y aunque la emergencia sanitaria aún se mantiene en el pico de la epidemia, hoy se anunciaron el plan de reactivación nacional y para la Ciudad de México, en donde se consideraron algunos de los jugadores del sector retail.

Desde finales del pasado mes de marzo, el Gobierno de la Ciudad de México decretó el cierre de centros comerciales y tiendas departamentales, situación que puso en posición de jaque el negocio de muchos establecimientos en la la capital del país.

Los números del retail en México en tiempos de COVID-19

Con esto en mente, se calculó que con esta medida, cerca de 338 centros comerciales habrían cerrado sus operaciones, lo que generó pronósticos millonarios en pérdidas, mayores a los que se registraron cuando el brote de la influenza paralizó a este sector por entre 10 y 20 días.

En aquel momento, y para esa crisis en particular, la Secretaría de Salud informaba que el cierre temporal de cines, centros comerciales, restaurantes y cadenas de retail, habría generado pérdidas económicas por 40 mil millones de pesos.

En lo que concierne a esta nueva crisis sanitaria, se espera que el impacto del coronavirus será mayúsculo para el sector retail. Cuando menos así lo expone un reciente reporte de GlobalData, el cual revela que el gasto global en la industria minorista caiga un 3 por ciento durante 2020, equivalente a aproximadamente 549 mil millones de dólares.

En el caso particular del mercado mexicano, luego de presentar un pico de ventas, al paso de las semanas el sector retail ha visto diminuido este indicador.

Cuando menos así lo refiere Leslie Alonso, gerente de operaciones de Pabis Retail, quien dentro de un informe entregado por dicha compañía aseguró que luego de las compras de pánico -realizada en el país durante la semana del 16 de marzo-, las ventas entre los minoristas han caído.

“Este factor es claro interpretarlo pues en esa semana las ventas de diferentes categorías crecieron en promedio 97.5 por ciento y los inventarios cayeron 65 por ciento”, según Leslie Alonso.

La reactivación con condiciones

Ahora se ha dado a conocer que el sector podrá reactivarse en las siguientes semanas, situación que sin duda, permitirá a las marcas del sector minimizar las perdidas esperadas.

Luego de que diera a conocer el plan de reactivación a nivel nacional, las autoridades federales destacaron que estas medidas no se impondrán de manera obligatoria para todos los estados de la República Mexicana, por lo que cada entidad podrá marcar directrices para dar seguimiento a este proceso.

Una de las primeras en presentar su estrategia fue la Ciudad de México, dentro del cual se considera el regreso de diversas actividades relacionadas con este industria.

Si bien las actividades regresarán a la actividad, la realidad es que la reapertura de estos establecimientos no será normal.

Las empresas y marcas del sector deberán de acatar ciertas medidas y adaptarse a tiempos de apertura para llevar este proceso a buen puerto y aliados a las exigencia de gobierno.

Lo que debes saber

Con esto en mente, de acuerdo con lo publicado por el Gobierno de la Ciudad de México este miércoles, el sector retail deberá de regresar a actividades siguiendo estas indicaciones:

Categoría 2 y 3

Una parte importante del sector retail se encuentra concentrado en la categoría dos de establecimientos elaborada por la autoridad capitalina. Aquí se consideran las tiendas departamentales. Estos negocios podrán comenzar a operar por con ciertas restricciones.

Los centros comerciales se han considerado en la categoría denominada como “Espacios Públicos”.

Regreso de operaciones

En este sentido, y siguiendo con las indicaciones del gobierno, las tiendas departamentales podrán retomar actividades a partir del siguiente 15 de junio, siguiendo las siguientes indicaciones:

  • El personal deberá contar con equipo de protecciones personal al tiempo que los espacios deberían de sanitizarse constantemente.
  • Podrán operar sólo a un tercio de su capacidad.
  • Al interior se deberán de colocar señalamientos de flujo de personas así como de sana distancia.
  • Deberán de establecerse reglas de distanciamiento al interior.
  • El personal deberá de trabajar en un esquema de 4×10, es decir 4 días laborales por 10 de descanso y los horarios de apertura deberán ser escalonados para evitar aglomeraciones.
  • En caso de presentar algún caso de contagio, el establecimiento deberá cerrar para contener el brote al tiempo que deberá de darse seguimiento al caso de manera puntual.

Para los centros comerciales, estos podrán operar apenas al 25 por ciento de su capacidad y deberán de adaptarse para entregar servicio exclusivo por dos días por semana a la población vulnerable.

Es importante mencionar que estas fechas y medidas aún son tentativas, ya que provienen de un borrador del que sería el Plan de Reactivación de la CDMX, el cual no es un documento oficial.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299