El cartel publicitario es aquel que se utiliza para comunicar una campaña publicitaria, hacer la promoción u oferta de un artículo o servicio, así como para difundir cualquier tipo de información relativa a eventos de interés público, espectáculos, torneos deportivos, obras teatrales, ferias o exposiciones y conciertos, entre otro tipo de eventos y se suelen colocar en los lugares de mayor visibilidad y pertinencia.

Se puede decir que un cartel es un anuncio publicitario que se imprime con un mensaje visual de texto y/o imágenes sobre una lámina de papel, cartón u otro material.

Orígenes del cartel publicitario

Tal y como conocemos hoy en día el cartel publicitario moderno surge como consecuencia de factores urbanísticos, estéticos y económicos. El auge de las ciudades, la vida en la calle y el rápido crecimiento económico hacen que a mediados del siglo XIX se generaran nuevas necesidades publicitarias y el cartel era el medio más barato y rápido para alcanzar a una gran cantidad de personas.

Las características de los carteles de esa época han llegado casi intactas al siglo XXI. Dichas características son: imágenes sugerentes, imaginativas y que intentan captar la atención del observador y al que se le envía un mensaje claro, un mensaje de contenido comercial.

El cartel publicitario nació para ser reproducido de forma masiva en copias idénticas que se distribuyen para ser vistas por un gran número de personas. Los carteles publicitarios empezaron a atraer a algunos autores de importancia en otros estilos como Henri de Toulouse Lautrec, quien retrató a su amiga Jane Avril en 31 carteles. A finales del siglo XIX el cartel publicitario ya estaba asentando como elemento artístico y publicitario.

Eso sí, se puede decir que el creador del cartel publicitario fue Jules Chéret, que fue quién trabajó la técnica con más dedicación. Él estudió Litografía y Arte en la Escuela Nacional de Diseño de París y su producción fue muy variada, siendo el primero que se dedicó a ello de forma sistemática. Fue creador de carteles para teatros o cabaret y sus creaciones colgaron del Folies Bergere, el Moulin Rouge o el Teatro de la Ópera.

Imagen: Wikipedia

Después, Jules Chéret realizó trabajos para promocionar diferentes tipos de productos como farmacéuticos, cosméticos, licores y perfumes, entre otros y es que él creó una forma de publicidad original moderna y distinta.

Tras este diseñador de carteles, fueron otros los diseñadores de carteles que surgieron como Toulouse Lautrec, Charles Gesmar o Georges de Feure. Asimismo, otros cartelistas publicitarios de la época de relevancia fueron Alphonse Mucha, Aubrey Beardsley y Will Bradley.

Imagen: salirconarte.com

Unos años más tarde, los Beggarstaff Brothers (James Pride y William Nicholson) dieron un enfoque muy personal al diseño de carteles, haciéndolos más actuales. 

Asimismo, en años de guerra, el cartel fue muy utilizado como elemento propagandístico. Por ejemplo, en la Guerra Civil española, uno de los cartelistas más destacados fue Josep Renau. En el nacimiento de la URSS, por otra parte, tuvo un papel preponderante El Lissitzky, con su “Golpead los Blancos con la Cuña Roja” o Deineka, quienes utilizan el realismo, que era la corriente imperante durante los años 30 y 40 del siglo XX, discurriendo de forma paralela al vanguardismo y a la pintura abstracta.

Imagen: Amazon.es

Fue por ese período cuando comenzó una clara división entre los diseñadores profesionales y los que son considerados artistas. La diferencia es muy sencilla yes que los primeros se preocupan de realizar obras para la difusión popular de productos de consumo, llegando así el art deco al cartel. 

Después de la Segunda Guerra Mundial, ya se introdujo la fotografía en el cartel publicitario, la igual que el fotomontaje. Además, se puede destacar que la tradición del cartel, como elemento político, fue continuado por la Cuba socialista de Fidel Castro, entrando ya entonces no en declive, pero sí pasando a un segundo plano por el uso de otros medios técnicos más sofisticados que este medio publicitario.

Imagen: Pinterest

Algunas fechas, momentos clave y personas importantes en la historia del cartel publicitario

La historia del cartel publicitario es muy extensa como has podido ver pero son varios los momentos históricos que ha vivido este tipo de práctica publicitaria que tanto éxito ha tenido a lo largo de los años.

  • 1477: Willian Caxton edita, en Inglaterra, el primer cartel publicitario contando las excelencias de unas aguas termales.
  • 1482: se realiza el primer cartel ilustrado en Francia, obra del artista Jean du Pré y es impreso en los talleres de la calle Saint Jacques de París.
  • 1518: se realiza en Alemania el considerado como primer cartel artístico de la historia. Anuncia un juego de lotería y fue diseñado por el pintor Albretch Altdorfer, discípulo de Alberto Durero.
  • 1763: aparece el que se considera el cartel más antiguo conocido en España. Es en Sevilla y se anuncia una corrida de toros.
  • También hay que destacar entre los momentos clave del cartel publicitario los cartelistas franceses del siglo XIX por unieron, como nadie, arte y publicidad, logrando un gran nivel artísticos.
  • Jules Chéret destaca por su conocimiento de la técnica litográfica y su longevidad, que le permitieron crear una gran cantidad de carteles, en los que la mujer es protagonista como reclamo erótico-publicitario.
  • Toulouse Lautrec: es un pintor bohemio francés famoso por sus imágenes de las bailarinas del Moulin Rouge.
  • Alexandre Steinlen: de origen suizo, muestra preferencia en sus obras por temas populares, paisajes y animales.
  • Alphonse Muchá: de origen moravo, desarrolló su trabajó en París, ciudad en la que se hicieron famosos sus carteles de la actriz francesa Sarah Bernhardt o los del famoso champagne Moet Chandon.
  • En España, el cartelismo comercial y político adquirió gran desarrollo a partir del siglo XIX, gracias a las innovaciones en las técnicas de impresión. Ramón Casas destaca en el ámbito comercial, muy influido por Toulouse Lautrec.

¿Cuál es la estructura de un cartel publicitario?

Como ya hemos dicho, el cartel es un anuncio publicitario que se imprime con un mensaje visual de texto y/o imágenes, sobre una lámina de cartón, papel u otra información para difundir información o promocionar productos, eventos, servicios, lugares, advertencias, etc.  

Pero, ¿cómo está conformado un cartel publicitario? Básicamente, se podría decir que la estructura de un cartel publicitario es la siguiente:

Título

Suele llamar la atención por sus letras grandes y llamativas. El título del cartel debe tener un mínimo de 1/5 de la amplitud del formato utilizado y el resto debe ser para la imagen.

Subtítulo

La principal función de este elemento del cartel publicitario es apoyar la información del título o cabeza.

Cuerpo

El cuerpo del cartel publicitario puede ser en texto o imagen y ofrece información general del producto, servicio, evento, que aclare el lugar, la fecha, la hora y la forma de conseguirlo.

La imagen debe ser descriptiva y no necesariamente debe ser en colores chillones para atraer la atención, al igual que el fondo sino que es el título el que debe llevarse el máximo protagonismo y ser la parte que más atraiga a la vista. 

Eslogan

Se trata de una breve oración que intenta convencer al que observa el cartel que el producto o servicio es bueno.

Logotipo o marca del anunciante

La marca puede sustituir al eslogan o complementarlo.

Es por eso por lo que se puede decir que un buen cartel publicitario debe ser fácil de comprender, que no tenga mucho texto y que contenga una imagen llamativa.

10 consejos para crear el cartel publicitario perfecto

Ahora que ya conoces la historia del cartel publicitario y algunos de los principales elementos que lo conforman, te vamos a ofrecer 10 consejos clave para diseñar el mejor cartel publicitario. ¡Toma nota de ellos!

1.- No es una obra de arte

Aunque el diseño del cartel publicitario debe ser bonito, tienes que tener en cuenta que no debes concebir el cartel como una obra de arte ya que la parte más importante es el mensaje que quieres transmitir. Ten en cuenta que el cartel publicitario se diseña por causas relacionadas con el marketing, por lo que siempre tienes que atraer la atención del público.

El cartel se coloca en la calle, así que siempre debe ser colocado en un lugar estratégico será algo vital para conseguir éxito. Asegúrate de que el cartel es colocado en una zona visible, a poder ser con una continua afluencia de personas. Asimismo, enfócate bien en la audiencia correcta.

Imagen: Marca.com

En el cartel publicitario, menos es más, así que no intentes colocar tu cartel publicitario en todas partes, sino que lo recomendable es imprimir menos ejemplares y elegir de forma estratégica los lugares clave donde colocarlos. Ahorrarás dinero y además concentrarás tu energía en los puntos de interés, multiplicándose así tus opciones de éxito.

2.- Briefing

Es el punto de partida y es un documento aportado por el cliente en el que se expone información relevante de tu empresa. El briefing es imprescindible para crear una hoja de ruta entre tu cliente y tú.

Un briefing puede ser un documento bastante extenso ya que debe ser lo más completo posible pero no importa si lo resumes para así facilitar las cosas al cliente. Pero, ¿qué debe contener un buen briefing? Son 4 las categorías mínimas que debe contener el briefing:

  • Preguntas relacionadas con la empresa: antes de nada, debes saber el nombre de la empresa con la que trabajarás para así realizar una investigación, a qué se dedica esa empresa, en qué se diferencia de su competencia, quiénes son sus principales competidores y cuáles son sus objetivos.
  • Productos o servicios: es decir qué tipo de producto o servicio ofrece esta empresa a sus clientes, cuál es su objetivo y por qué quiere crear el cartel publicitario.
  • Público objetivo o target: debes definir quién es el público objetivo principal, a qué genero va dirigido, en qué franja de edad se sitúa, que le gustaría que percibieran y cuáles han sido, hasta ahora, sus métodos para hacer publicidad.
  • Preferencias sobre el diseño: debes conocer los gustos de tu cliente y si tiene alguna preferencia sobre el diseño del cartel.

3.- No debe ir repleto de información

Normalmente, la marca quiere incluir en el cartel publicitario todos los datos posibles, pero lo mejor es que no haga. Siempre hay que evitar caer en el error de sobrecargar el cartel de información puesto que todos esos datos pasarán desapercibidos y nadie los leerá.

Imagen: Pinterest

4.- Impacto instantáneo 

Solo tendrás un par de segundos para comunicar lo que quieres a través de un cartel publicitario puesto que tiene que ser claro, breve y directo para así poder destacar de los carteles del resto de marcas.

Lo mejor es que uses diseños icónicos puesto que son más fáciles de recordar. No sobrecargues de imágenes pero al ser diseñado para personas que pasan caminando debes centrarte en la imagen, la historia y el impacto.

El storytelling te puede venir muy bien para diseñar un cartel publicitario y es que consiste en el arte de contar una historia, conseguir crear una atmósfera mágica a través de un relato.

También, para lograr ese impacto debes buscar el contraste tanto visual como emocional. Y aquí entran en juego algunos factores como la psicología del color o las emociones.

5.- Céntrate en 3 puntos clave

A la hora de crear el cartel publicitario perfecto, este debe basarse en 3 pilares fundamentales: el mensaje principal, las emociones y una llamada a la acción.

  • El mensaje principal: si quieres una reacción inmediata de tu público, el mensaje se tiene que centrar en el problema. Es decir, debes pensar qué problema tiene tu público objetivo y qué puedes hacer para solucionarlo.
  • Emociones: si quieres llegar al corazón del público tu mensaje publicitario no debe centrarse solo en el producto sino que tiene que contener elementos que hagan que el público sienta emoción y empatía al ver tu cartel publicitario.
  • Llamada a la acción o CTA: se trataría de una frase con la que motives al público a dar el siguiente paso.

6.- Maquetación y secciones del cartel

Las partes que tenga el cartel publicitario van a depender del objetivo que quieras conseguir o del tipo de anuncio que debas realizar. Pero, como ya hemos dicho antes, como norma general, un cartel básico se compone de el título, una imagen llamativa, contenido y los datos de contacto.

A la hora de maquetar, muchas marcas piensan que tendrán éxito por colocar el nombre de su empresa ocupando más del 30% del cartel pero esto no es cierto ya que el público no se activa viendo el nombre de una empresa, sino viendo una acción.

7.- Investigación previa

Antes de comenzar a diseñar el cartel y según los parámetros recogidos en el briefing, deberás seleccionar el tono de la comunicación y el estilo del mismo, es decir, si debe ser corporativo, cercano, informativo o informal, por ejemplo.

8.- Imágenes de calidad

No debes pensar que solo tienes que tener una buena imagen sino que esta debe contar con una calidad apta para el proyecto. Es decir, debe tener una apariencia profesional y contar con una resolución legible.

Créditos: Neoattack.com

9.- Photoshop

A la hora de trabajar en Photoshop debes mantener el orden en el espacio de trabajo. Para ello, clasifica tus imágenes en carppetas, incluyendo en tu carpeta de proyecto las imágenes que vayas a usar por si necesitas reutilizar material y te acuerdas a qué proyecto pertenecía y así la localizarás antes.

Asimismo, al crear tu cartel publicitario en este programa debes conocer bien las capas y grupos de capas. Tendrás que nombrar cada capa de forma correcta y usar carpetas.

10.- Tipografía

A la hora de elegir el tipo de letra, dependiendo de lo que pretendas transmitir usarás una u otra. No es nada fácil encontrar la tipografía ideal, para ello tendrás que hacer numerosas pruebas.

El tipo de letra debe combinar a la perfección con la imagen y con el tono de tu frase para así lograr tu objetivo. A la hora de realizar o diseñar el cartel publicitario, no se deben usar más de 3 tipografías diferentes, para así no confundir ni distraer al lector y porque, además, estéticamente, no queda bien.

¿Qué tipo de carteles publicitarios existen?

El objetivo primordial de cualquier cartel publicitario es informar pero, dependiendo de la idea que se quiera transmitir, se puede clasificar de diferentes formas. A continuación te vamos a explicar cuáles son los diferente tipos de carteles que existen, atendiendo a diferentes clasificaciones.

Según su finalidad

  • Informativos o comerciales: está diseñado para informar al púbico sobre algún evento concreto o sobre el lanzamiento de un nuevo producto o servicio. Ofrecen la información necesaria para que el público se interese en lo que se promociona. Son carteles que tienen que contar con una estructura específica para que se consideren completos.
  • Formativos: son utilizados para invitar a la audiencia a tomar conciencia sobre ciertos temas como, por ejemplo, crear hábitos de salud o de limpieza y también orden o seguridad. Suelen ser utilizados en sectores como política, educación, salud y organizaciones sin fines de lucro. La imagen cumple un papel mucho más importante que el texto ya que se busca crear impacto con ellas.

Según su contenido

Cartel de espectáculos: es uno de los tipos de carteles más utilizado ya que cuentan con algunos subtipos y los más populares son los de cine y los de conciertos.

Imagen: Pinterest

De publicidad política: son un tipo de carteles que nacieron durante la época de los grandes conflictos bélicos que se vivieron en Europa y en la actualidad es un cartel que está reservado para campañas electorales o referéndums y ahora, el contenido de estos carteles está recomendado.

De moda: hoy en día es otro de los carteles muy utilizados. Su contenido está muy bien definido y es utilizado por las grandes marcas del mundo de la moda y por importantes cadenas de tiendas. El elemento principal de este tipo de carteles es la imagen de algún modelo junto al logo del anunciante o un eslogan que suele ser muy corto.

De belleza e higiene: en este tipo de carteles se destacan productos de higiene y belleza como cremas, perfumes u otros artículos. Se utilizan para el lanzamiento de nuevos productos o como promoción. Además, son muy utilizados en fechas muy importantes como Navidad, San Valentín o Día de Reyes.

Imagen: Pinterest

Corporativo: Se utilizan para promocionar una marca de forma general y también pueden ser empleados para el lanzamiento de algún tipo de producto o servicio nuevo.

De campaña institucional: son carteles relacionados con las Administraciones Públicas, Organizaciones y ONG’s y se suelen utilizar para campañas dirigidas a un público en general.

Según su tamaño

Asimismo, otra clasificación para los carteles publicitarios se puede hacer según su tamaño. La elección de uno u otro tamaño dependerá del lugar donde vaya a ser colocado y también de la distancia en la que estarán las personas que lo observarán. Pero, básicamente, son tres los tipos de carteles publicitarios que se pueden encontrar según su tamaño y que son los siguientes:

  • De 70×100 centímetros: es el tamaño más común.
  • De 50×70 centímetros.
  • De 35×50 centímetros.

La importancia del color en el cartel publicitario

Por último, nos gustaría explicarte que, a la hora de diseñar un buen cartel publicitario, es primordial tener en cuenta el uso de los colores ya que estos afectan a las personas y, según muchos estudios realizados, se sabe que influyen en la compra o no compra de un determinado producto. Pero, ¿qué significan los diferentes colores en el cartel publicitario? A continuación te comentamos los más utilizados y cómo pueden hacer ver el mensaje que quieres mandar con la utilización de dicho color.

Rojo

Se asocia a la valentía, la pasión y el amor. El rojo es un color estimulante y se suele utilizar sobre todo para carteles de Rebajas y descuentos de productos.

Créditos: Ellahoy.es

Azul

Sirve para promocionar servicios y productos relacionados con la limpieza o relacionados con el cielo y el aire así como productos relacionados con el mar y el agua. El color azul sugiere responsabilidad e inspira confianza.

Amarillo

Transmite emociones como felicidad, optimismo, brillo y alegría. Este color provoca pensamientos creativos aunque nunca puede ser utilizado en exceso.

Créditos: Planeta Red

Blanco

Implica pureza e inocencia y ayuda en momentos de estrés y te te anima a seguir adelante. Además, el blanco significa unidad e igualdad y se utiliza para carteles relacionados como la medicina y la salud.

Negro

El negro es un color asociado con el poder, el misterio, el secreto y la elegancia. Es autoritario y evoca emociones fuerte y, sobre todo, se utiliza para anunciar productos sofisticados y joyas.

Imagen: Paredro

Verde

Se trata del color del crecimiento, la renovación y el renacimiento. Está asociado a la salud, la frescura, la paz y la solución de problemas ambientales. Sobre todo, se utiliza para carteles relacionados con la salud y que tratan temas de medio ambiente y ecología.