Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Cómo impactan los acuerdos entre AMLO, Biden y Trudeau en la industria?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Las tres naciones deberán seguir trabajando de manera conjunta para lograr las estrategias necesarias y llegar a un acuerdo para impulsar la economía de los países norteamericanos.

La IX Cumbre de Líderes de América del Norte con AMLO, Joe Biden y Justin Trudeau se llevo a cabo, pero, ¿qué representan sus acuerdos para la industria?

La Cumbre de Líderes de América del Norte (también conocida como la Cumbre de los Tres Amigos), se realizó por primera vez en 2005 con el fin de reafirmar los lazos entre México, Canadá y Estados Unidos para hacer de Norteamérica “la región más competitiva y dinámica del mundo” (de acuerdo con un comunicado de La Casa Blanca); no obstante, estos dejaron de reunirse cuando el presidente Donald Trump llegó al mandato en 2017, pero habiendo pasando algunos años y con algunas actualizaciones entre los presidentes, estos nuevamente se reúnen para discutir sobre nuevos acuerdos.

Este 18 de noviembre se llevó a cabo la IX Cumbre de Líderes de América del Norte  en Washington D.C., representando esta la primera vez en que el presidente de México AMLO se reunió junto con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y Joe Biden, el actual presidente de los Estados Unidos, con el fin de trabajar de manera conjunta para cubrir diversos puntos que pondrían en alto la industria de los tres países norteamericanos, entre ellos, lograr el crecimiento regional y hacer competencia con otras entidades del mundo que se posicionan como líderes, principalmente la de China.

Durante la reunión, AMLO, mostró algunos datos en los que señala que la unión entre Canadá, México y Estados Unidos representan actualmente el 13 por ciento del mercado mundial, mientras que China registra el 14.4 por ciento, demostrando un desbalance significativo.

“Y este desnivel viene de hace 30 años pues en 1990 la participación de China era de 1.7 por ciento y la de América del norte era de 16 por ciento. De mantenerse la tendencia, para 2051, China tendría el dominio del 42% del mercado mundial y nosotros nos quedamos con el 12%, lo cual, además de ser una desproporción, mantendría viva la tentación de apostar a resolver esa disparidad con el uso de la fuerza, lo cual nos pondría en peligro a todos”, añadió López Obrador.

Una nueva oportunidad para la economía norteamericana

Teniendo en cuenta que esta sería la primera vez en que AMLO, Trudeau y Biden se unen, siendo dos de ellos “nuevos” en el puesto, esto significaría una nueva oportunidad de crecimiento para la industria con la llegada de nuevas alianzas, estrategias e inversiones a futuro. En esta ocasión se han visto preocupados por la situación de la economía actual, el Covid-19 y los derechos de los trabajadores.

De igual forma mostraron la relevancia sobre la ratificación del Tratado de Libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC):

“Ha sido una acertada decisión en bien de nuestros pueblos y naciones. (…) Es un valioso instrumento para consolidar nuestros procesos productivos, aprovechando el gran potencial que representa el mercado interno, el cual nos permitirá desarrollarnos como ninguna otra región en el mundo” mencionó AMLO.

Ante esto, Joe Biden afirmó que América del Norte cuenta con la capacidad suficiente para enfrentar las adversidades e impulsar la economía, teniendo como principal objetivo actualmente erradicar los daños que ocasionó el Covid-19, planes que Justin Trudeau ha confirmado:

“Vamos a tomar acciones decisivas para poder reducir el cambio climático, para la recuperación económica, y para los retos de la migración”, mencionó Biden.

“Nuestra prioridad es terminar con el Covid-19, la recuperación económica y fortalecer las cadenas de abastecimiento. Esto va a ser respaldado por un acuerdo que antepondrá los derechos de trabajadores” añadió Trudeau.

Estos acuerdos impactarían positivamente a las diferentes industrias, mediante un organizado trabajo en equipo y la preocupación de las tres naciones para impulsar el desarrollo y crecimiento económico, buscando superar a China. AMLO menciona que una de las acciones con las cuales lograrían realizar dicha hazaña, sería impulsar un programa de inversión productiva para sustituir importaciones y crecer con la ayuda de las tres naciones, en lugar de depender de otros países, además de contribuir a un eficiente flujo migratorio.

La industria automotriz ¿un obstáculo para el crecimiento en América del Norte?

A pesar de los esfuerzos mostrados en esta ocasión con AMLO, Trudeau y Biden para mejorar la economía de los tres países, la industria automotriz por parte de Estados Unidos podría no enfocarse a obtener los mismos resultados a comparación de otras áreas.

De acuerdo con el sitio de 24 horas, México y Canadá habrían acusado previamente a Joe Biden de proteger el desarrollo de coches eléctricos, ya que durante una visita en Detroit a General Motors, Joe Biden habría mencionado que “El futuro es eléctrico y se hará aquí, en Estados Unidos”: asimismo, habría impulsado el plan de medidas sociales y medioambientales de 1.75 billones de dólares que estaría siendo negociado en el Congreso, incluyendo un crédito fiscal para promover la compra de vehículos estadounidenses “made in USA”.

Este crédito de 12.500 dólares para vehículos eléctricos, incluiría la deducción fiscal de hasta 7.500 dólares más un crédito fiscal de 4.500 si el vehículo fuera fabricado por trabajadores miembros o representados por un sindicato en Estados Unidos, acción la cual de acuerdo con Flavio Volpe, presidente de la Federación de Fabricantes de Autopartes de Canadá (APMA), estos incentivos financieros propuestos representarían “una amenaza mayor que todo lo que Donald Trump nos haya impuesto”, ya que esta sería tomada como una medida proteccionista inaceptable e ilegal a la luz del tratado de libre comercio entre los países involucrados.

Previamente la ministra de Comercio canadiense, Mary Ng, habría advertido el 22 de octubre en una carta al Congreso Katherine Tai que esta medida podría afectar el funcionamiento de la industria automotriz americana, mencionando que:

“Si se adoptan, estos créditos fiscales tendrían un gran impacto negativo en el futuro de la producción de vehículos eléctricos y de automóviles en Canadá, lo cual conlleva el riesgo de un perjuicio económico grave y de decenas de miles de pérdidas de empleos”.

A pesar de los esfuerzos por impulsar la industria, AMLO, Biden y Trudeau podrían verse en algunas complicaciones y deberán seguir trabajando de manera conjunta para lograr llevar a cabo las estrategias necesarias y llegar a un acuerdo para impulsar la economía de los tres países norteamericanos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados