Cómo impacta el coronavirus en la economía argentina

Las baja de las exportaciones a China de productos primarios podría afectar gravemente a la Argentina.

  • El coronavirus no será inocuo para las economías latinoamericanas

  • Argentina espera problemas en las exportaciones de carne y soya

  • La merma de importaciones también será complicado para un país que enfrenta la difícil renegociación de su deuda

El coronavirus que comenzó en China y rápidamente se está expandiendo por el resto de los países ya impacta en la economía mundial.

El virus afecta a las marcas, como fabricantes de teléfonos, de automóviles, restaurantes y minoristas en general, pero también amenaza a las finanzas de los países.

En Argentina, que está tratando de salir de una profunda crisis, el golpe para su economía puede ser letal.

El mayor problema es que el país afronta un proceso de reestructuración de su deuda externa, un pasivo que creció exponencialmente con el fracaso del gobierno del empresario deportivo Mauricio Macri, y que jaquea las cuentas.

“En la  Argentina, el principal efecto directo del coronavirus se manifiesta sobre la cotización y exportación de materias primas agropecuarias, como la soya y, sobre todo, las carnes”, dice un informe de la consultora Abeceb que reprodujo Clarín.

Para dimensionar el tema, basta decir que el 15 por ciento de las exportaciones argentinas van a China, el segundo mercado de destino después de Brasil y por encima de los Estados Unidos y la Unión Europea.

Para peor, la Ocde advirtió que la Argentina es el único país del G20 que sufrirá un caída del Producto Interno Bruto en 2020.

En las exportaciones de carne ya se advierte el impacto: cayeron en enero un 33,4% respecto de su valor de diciembre. “Esto se explica por las menores ventas a China, que representan el 75% de las exportaciones”, según Abeceb.

Por otra parte, las menores compras de soya desde China también serán graves. Argentina es el tercer mayor exportador de este producto y el gigante de Asia es su máximo comprador.

Además, está el problema de las importaciones y el peligro de desabastecimiento de insumos, que puede afectar a la producción local.

Por ejemplo casi toda la electrónica compra insumos en China.

También llegan desde el país de Xi Jinping productos químicos, calzado e insumos para la industria metal-mecánica.

Según describe Jamie McGeever para Reuters, a partir de un informe de Goldman Sachs, entre los países más vulnerables de la región está Chile, cuya economía tiene un pilar básico: la exportación de cobre a China, su principal socio comercial y el mayor comprador mundial de commodities.

Algo similar ocurre en Perú, un productor líder en hierro que exporta casi un tercio de todo lo que extrae a China.

Otro caso: Brasil, que exporta grandes volúmenes de soya a China.

Según el informe, México será el país latinoamericano menos expuesto, ya que su relación con China en intercambio de materias primas es muy bajo en comparación con otros países de la región.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299