Conocida en la actualidad como “elevator pitch“, el discurso de autopresentación puede ser fundamental para captar clientes y mostrar la mejor imagen de ti mismo. Se trata de una descripción breve de quién eres y qué es lo que haces. Así que es, básicamente, una forma rápida de explicar lo que hacemos antes quienes no nos conocen.

Si quieres elaborar un mensaje de autorpresentación que enganche a tu audiencia, te lo vamos a poner fácil ya que te vamos a ofrecer una serie de consejos útiles para que puedas lograrlo. ¡Toma nota de ellos!

Transmite lo que puedes hacer por los demás

Responde a las necesidades de tu interlocutor con tu discurso de autopresentación y habrás captado, de forma significativa, su atención aunque no sea un potencial cliente. Seguro que te recomienda si otros te necesitan.

Puede cambiar

Tu vida profesional es un conjunto de proyectos. No te preocupes si debes modificar tu discurso de presentación. Este debe poder adaptarse y modificarse con el tiempo, reflejando tus cambios y los de tu marca personal.

Qué te diferencia de los demás

Es un elemento fundamental, determinar qué es lo que te hace diferente a los demás. Es decir, por qué quieres que te escuchen y deben invertir en ti y no en otros. Es un momento crucial porque te juegas mucho en tu discurso.

Qué ofreces

Es uno de los últimos pasos de tu discurso de autopresentación y consistirá en confirmar que la persona que tienes delante está interesada en tu idea. Apela a los beneficios directos e indirectos que pueden obtener si se suman a tu proyecto.

Ensaya

Si es posible, ensaya tu discurso de autopresentación con un miembro de tu familia o un amigo para pedir retroalimentación. Además debes ser receptivo a las críticas.