¿Cómo hacer que un dispositivo inteligente sea disruptivo sin ser intrusivo?

Disruptivo  (ver la liga)

Intrusivo (adj. petrog. Díc. Del material o roca o artefacto que penetra o atraviesa otros, rompiéndolos o deformándolos, que incomoda y estorba)

Gilles Bouchar es el CEO  y Presidente de Livescribe inc.  Que es una empresa cuya misión es el trasportar la forma tradicional en que venimos escribiendo desde que se usaba una pluma de ave remojada en tinta para garabatear jeroglíficos, al mundo digital a través de plumas inteligentes. Gilles tiene algunos conceptos interesantes que compartir en cuestiones de diseño de artefactos y creo que nos pueden ser muy útiles.

Nos cuenta que la industria de la tecnología está obsesionada con la innovación y es por eso que todo mundo habla de disrupción cuando este tema se transporta a los dispositivos que usamos en nuestro día a día lentes, audífonos, teléfonos, tabletas, cinturones, zapatos, ropa, etc. los dispositivos ganadores son aquellos que no son únicamente innovadores  sino que  también se integran a nuestras vidas sin ser intrusivos.

La clave para la ubicuidad de un dispositivo (la capacidad de estar en todas partes al mismo tiempo o bien, que pueda usarse o consumirse en cualquier lugar en cualquier momento) es el correcto balance entre funcionalidad y diseño de manera tal que el dispositivo pueda mejorar nuestro estilo de vida sin requerir cambiar nuestro comportamiento habitual en demasía.

Algunas de las reglas que comparte Gilles son:

El buen diseño es invisible

Un buen diseño se caracteriza por ser pulcro con estilo y ser atractivo se trata de diseñar artefactos que sean un componente natural de nuestra vida diaria.

Cuando un producto se enfoca más en la innovación disruptiva que en el diseño no intrusivo (que no estorba) empiezan los problemas…

Astro Teller de Google labs menciona que los dispositivos inteligentes (weareables) necesitan ser invisibles para triunfar
Comenta que muchas veces las tecnologías fracasan no por que no hagan la función para la que fueron concebidas sino por que sabes que están allí, nos estorban e incomodan. “cuando una tecnología alcanza el punto de invisibilidad ha logrado su fin ultimo, convertirse en parte de nuestra rutina sin ningún compromiso entre nosotros y la tecnología”.

En la creación de un accesorio que cambia la forma en que trabajamos y vivimos, es muy fácil caer en la innovación tecnológica per se, y esa es la mitad de la historia, si no eres capaz de contar la otra mitad, no llegarás muy lejos.

El néctar se encuentra en el balance entre el diseño y funcionalidad, en la habilidad que tenga el artefacto que construyamos en que lo usemos y necesitemos sin acordarnos siquiera de que existe. ¿Es esto posible?
¡Claro! Mencióname uno de ellos….

Lo que diseñemos físico o digital tiene que ser cómodo no intrusivo que el consumidor lo absorba lo adopte y lo retenga, que lo incorpore a su ritual y no que le estorbe, incluso la forma en que se vea o nos haga mas fácil la vida hará que tenga   mas consumidores y o adeptos.

A mi parecer Google busca como premisa en todo lo que hace este balance.
SAP en sus interfases a usuario final fracasa miserablemente.

Y hablando de dispositivos
¿Que pasa cuando un dispositivo se vuelve objeto de deseo de un niño de 9 u 11 años y también de un médico o un DJ o un Ingeniero o un escritor?

Ese es el don de la Ubicuidad y Apple también se lleva las palmas.