Cómo hacer fluir tu creatividad para crear contenido

Sabemos que en el mundo de la comunicación y más de la comunicación digital, el contenido es el rey, pero no basta con crear contenido simple, sino de calidad. Es muy común que las ideas de pronto pareciera que se acaben, sin embargo, no se terminan, más bien se necesita inspiración y disciplina para hacerlas fluir.

Ahora bien, las mejores ideas salen cuando de verdad conectamos con nosotros mismos y para ello me di a la tarea de dejar algunos consejos que te pueden servir para despertar emociones y crear un buen contenido.

¿Qué te hace feliz?

Aunque te parezca rara esta pregunta, es esencial para ponernos en el mood correcto y conectar, para mi es la más efectiva. Comienza creando una lista de las cosas que te hacen feliz, desde las cosas más sencillas como tomar café por las mañanas hasta un fin de semana en la playa… Y tómate un tiempo para realizarlas, concéntrate en disfrutar cada momento sin distraerte, esto hará que te sensibilices con tu entorno.

Papel y lápiz

Las buenas ideas son como estrellas fugaces, de pronto llegan y si no tenemos donde apuntarlas, después se nos olvidan, así que ten una libreta especial donde puedas dibujar, escribir tus buenas ideas o bien, como me pasa, cuando voy manejando es cuando empiezo a crear y utilizo el blog de notas y el dictado del teléfono.

Crea una lista de canciones que te inspiren

El oído es una fuente importante para inspirarnos ya que cada bit cumple una función distinta ya sea de miedo, tristeza, felicidad, energía, etc. El reto es encontrar la que pueda despertar sentimientos, motivaciones y ciertamente te inspire para estar en el mood adecuado y puedas generar tu contenido. Una vez que la tengas, crea una lista y vela alimentando constantemente. Poco a poco será más fácil para tu cerebro acostumbrarse a sentir ese confort para ser creativo.

Educa a tus ojos con buen contenido visual

Utiliza las redes sociales para seguir a fotógrafos, diseñadores, creativos de contenido o simplemente alguien que te inspire a crear. En la medida que seas selectivo con lo que ves, podrás tener mayor facilidad para formar contenido de calidad.

Actívate

No menos importante, actívate físicamente para que la sangre irrigue el cerebro de forma intensa, llevando mayor cantidad de oxígeno a las neuronas y puedas tener mejores ideas.

Duerme bien

Este punto es crucial, pues una mente cansada, no aporta lo mismo que una con sus ocho horas de sueño completas. Sé que es difícil, pero darse el tiempo, tiene sus recompensas.

Momento de crear

Porque es muy fácil distraerse, pon el celular en silencio, utiliza la lista de las canciones antes mencionadas, despeja tu mente y ahora si, es momento de que comience la magia. Escribe, diseña, dibuja, y no pares hasta que termines la idea, quizá no salgan a la primera, pero experimenta la lluvia de ideas en todos los sentidos por muy atrevidas que puedan ser.

En este proceso no permitas que tus pensamientos negativos interfieran, que los demeriten, que pongan palabras como “no va a funcionar” “y si no les gusta”, simplemente déjalos fluir y cree en todo pensamiento, recuerda que a veces nuestros propios miedos nos truncan grandes ideas.

Disciplina

Una vez que termines esta primera parte, recuerda darle el seguimiento pues todo puede quedar inconcluso y no tenemos el hábito de fijarnos metas y refinar nuestras ideas. Justo ayer escuché a una escritora decir que no podía terminar su libro porque solo escribía cuando se sentía inspirada y esto no le funcionó porque necesitaba orden para terminarlo.
Por ello recomiendo crear una calendarización de los proyectos para concretar.

Espero que te hayan ayudado estos breves consejos y te invito a que me compartas la forma en cómo despiertas tu creatividad y la haces fluir.

Juntemos la inspiración con la disciplina y llegaremos más lejos de lo que hemos planeado.