¿Cómo detonan las redes sociales la exigencia de causas e iniciativas ciudadanas?

Huawei-smartphone-Bigstock
Imagen: Bigstock
  • Las marcas se integran a causas específicas que también se relacionan con la temporalidad.

  • No es posible hacer mofa o escarnio de situaciones que ponen en problemas a grupos vulnerables.

  • Los gobiernos e instituciones gubernamentales se meten en problemas a través de las redes sociales.

Hace unos días se hizo viral un video tomado en el Parque México de la capital mexicana, en donde un cuidador y entrenador de perros maltrata a uno de estos animales hasta desmayarlo.

Los hechos indignaron amplios sectores y movilizaron a las autoridades hasta dar con el responsable, quien aparentemente enfrenta cargos ante la justicia y, según se dice, ya había sido señalado por otros ciudadanos por su maltrato.

Todo este proceso fue posible gracias a la acción de las redes sociales y, entre otras razones, es la causa por la cual las marcas, instituciones, empresas y otros entes han decidido desarrollarse en su terrenos, por la facilidad de integrarse a causas sociales de gran impacto.

Así, las marcas se integran a causas específicas que también se relacionan con la temporalidad, sin embrago, las acciones de las marcas a través de las redes sociales deben ser consistentes y no ser insensibles ante los hechos sociales que acontecen.

Tampoco es posible hacer mofa o escarnio de situaciones que ponen en problemas a grupos vulnerables. Un caso así se dio en 2014, cuando después de la histórica desaparición de decenas de estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, Guerrero, Nestlé y su marca Crunch se burlaron de la situación.

También los gobiernos e instituciones gubernamentales se meten en problemas a través de las redes sociales cuando no abordan crisis con inteligencia y mesura.

Los recientes señalamientos de policías de la Ciudad de México que habrían cometido abuso sexual en contra de una joven mujer  -así como otros abusos perpetrados por uniformados que se han viralizado a través de las propias redes sociales- han generado un descontento popular que ya provocó destrozos, ante los cuales las autoridades parecen reaccionar con mayor coraje que ante los abusos de los cuerpos policíacos.

Las instituciones, como las marcas, se obligan a desarrollar acciones de community management y gestión de redes sociales sociales con efectividad y la debida sensibilidad social.