Cómo convertir adversidades en oportunidades

Piensa en alguna ocasión en la que has planeado algo para tu vida y has invertido tiempo, atención y esfuerzo para conseguirlo y, de repente, surge una situación inesperada que desvía tus planes y cambia el escenario que estabas esperando.

No es raro que en la vida de cualquiera se presenten alguno que otro contratiempo y, si no se saben manejar, es fácil perder algo de confianza o desviarse de la meta establecida originalmente.

La resiliencia es la capacidad que tenemos para soportar y superar circunstancias adversas. Se puede desarrollar, permitiendo soportar “traumas” (situaciones que consideramos difíciles o desagradables) y provee las fuerzas para seguir adelante.

Sin embargo, la resiliencia, como toda capacidad, tiene un límite y si constantemente la usamos (o abusamos de ella), manteniéndonos en situaciones de alto estrés o dificultad, terminará por agotarse y perder su eficacia y protección.

Por lo tanto, es muy importante desarrollar hábitos y habilidades que nos permitan manejar las situaciones adversas sin dejarlo todo “en manos” de la resiliencia. A continuación, te comparto algunos puntos que considero muy prácticos y útiles para orientar nuestra atención volver a una situación de tranquilidad.

1. Sigue moviéndote
Permanecer activo durante un revés ayuda a mantener el foco de tu atención fuera del problema y a mantener tu salud mental bajo menos estrés. Hacer ejercicio, salir a pasear o moverse y caminar por un pasillo (por simple que parezca) mantiene a raya al estrés y la depresión y es una forma sencilla de aumentar el bienestar.

2. Redefine tu problema
La forma en la que etiquetas un problema determinará la manera en la que responderás ante este. Si tachas una situación como insoportable e imposible de resolver, tu accionar estará determinado por la misma premisa con la que definiste la situación. En cambio, si reconoces la adversidad, pero con mayor optimismo y asumiendo la viabilidad de una solución, la forma en que enfrentes la situación sería muy diferente, sin quedar atrapado en lo negativo.

3. Reevalúa tus objetivos
Si bien alcanzar un punto bajo, presenta desafíos reales, también es el momento perfecto para cuestionar si un objetivo aún se ajusta a tu visión a largo plazo. Estar abierto a cambiar de dirección es clave para no forzar situaciones con pocas probabilidades de suceder. ¿Ese punto de referencia que has estado tratando de alcanzar vale la pena? ¿O hay otros objetivos en los que le gustaría enfocar tu atención y recursos? Evalúa los costos y beneficios y tendrás con seguridad una alternativa viable.

4. Aprende a cultivar el silencio
El silencio es uno de los estados primordiales del ser humano más devaluados. Es muy común estar siempre ocupado (aún más cuando tratamos de sortear alguna adversidad). Si no es una larga jornada de trabajo, puede ser una vida social agitada, sentarse a ver horas de televisión, enfrascarnos en redes sociales, o cualquier otra cosa que mantenga “ocupada” nuestra cabeza. Si todo el tiempo tenemos ruido de actividades, estímulos o pensamientos, no dejamos nada para conectar con nuestro interior. Conectando con tu interior, realmente puedes obtener respuestas a todas tus situaciones, el tema es que a veces se genera tanta ansiedad, que preferimos evadirnos y refugiarnos en otras actividades que no nos hagan tocar base con nuestra propia esencia. Saber estar en silencio, sin hacer literalmente nada, por algunos minutos al día, puede tener un impacto positivo realmente significativo en cambiar una situación adversa.

Dominar tu manera de responder ante un revés realmente hace la diferencia entre permanecer atrapado en la rutina diaria o prosperar. ¿Conoces otros puntos importantes para sortear situaciones difíciles? Recuerda conectar conmigo y seguir la conversación en Twitter: @carlosluer. Nos seguimos leyendo por aquí.

Compartir
Artículo anterior¿Sabes cómo calcular el ROI y por qué deberías hacerlo?
Artículo siguienteApúrate que mañana ya está pasado de moda
Profesional de Marketing, Brand Management y Licensing a nivel internacional, con experiencia en manejo de marcas globales en múltiples categorías, canales y plataformas. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.