Como Breaking bad, estas series tuvieron versión fílmica y fueron malas

Diversas fuentes indican que la exitosa serie estadounidense Breaking Bad tendrá próximamente su versión fílmica y el anuncio -si bien no se ha confirmado de manera oficial- hace pensar en otros ejemplos de franquicias televisivas que se aventuraron a extenderse en celuloide.

Con cinco temporadas que se transmitieron entre 2008 y 2013, esta emisión sorprendió al mundo del entretenimiento estadounidense y global al relatar la historia de un profesor de química que, para solventar los gastos de su tratamiento oncológico, se adentra en el mundo de la producción y venta de drogas.

Casi de manera simultánea con el anuncio de la filmación de una secuela en cine de la serie The Walkind Dead, Breaking Bad prepara, según datos del medio The Hollywood Reporter, una película en la que el creador de la franquicia,  Vince Gilligan, tendrá una importante labor creativa.

El hecho hace pensar en otras series televisivas que lanzaron sus películas. Se trató de apuestas mercadológicas que lograron llamar la atención de los seguidores de los programas, pero que no siempre lograron un mayor éxito comercial ni pudieron alcanzar la calidad o la frescura en la historias a la que los televidentes estaban acostumbrados.

A continuación se muestran algunos ejemplos.

Sex and the City
Esta emisión de HBO sorprendió a los televidentes entre 1998 y 2004, por lo que fue lanzada una secuela en formato de cine que se estrenó en 2008. Si bien la historia logró una buena entrada en taquilla gracias al seguimiento que se le dio a la historia central, fue una segunda entrega cinematográfica la que terminó con el interés de las audiencias

The Simpsons
La exitosa serie animada creada por Matt Groening y lanzada en 1989, estrenó su película en 2007. Si bien alcanzó la nada despreciable suma de 96 millones de dólares en su primer fin de semana de exhibición a nivel mundial, las críticas se centraron en que, para muchos de los seguidores de la marca, se trató sólo de un capítulo largo y no ofreció elementos importantes para ser recordada.

Los Dukes de Hazzard
Esta serie de aventuras en carretera de finales de la década de 1970 tuvo varias versiones en cine, quizás la que más recuerdes sea la que se hizo en 2005 con la actuación de figuras como Jessica Simspon,  Sean William Scott y Johnny Knoxville. Ciertamente la temática tanto de la serie como de sus películas ser podrían ver en la actualidad como políticamente incorrectos por el hecho de colocar a figuras femeninas más bien cosificadas.

Pero esta tendencia de trasladar franquicias televisivas no sólo se desarrolla en Estados Unidos. En México se pueden mencionar ejemplos como Más que alcanzar una estrella, secuela cinematográfica de una telenovela de 1990 que ya tenía una secuela en televisión.

A su vez, la comedia de situación Dr. Cándido Pérez, que Televisa transmitía en la década de 1980, también llegó al cine.