¿Cómo aprovechar la inteligencia artificial para tu marca?

La inteligencia artificial es un área de la ciencia y la informática enfocado en la generación de mecanismos y programas capaces de demostrar comportamientos inteligentes, percibir y aprender lo que ocurre en su entorno

Se trata de una de las tendencias en tecnología de las que cada vez se habla más, pues se dice que impactará positivamente a todos los sectores.

La realidad virtual, realidad aumentada, internet de las cosas, robótica, big data e inteligencia artificial son tecnologías que paulatinamente están siendo adoptadas por empresas de todo tipo. La industria de la comunicación, el marketing y las relaciones públicas no serán la excepción y poco a poco están incursionando en estos elementos que forman parte de la industria 4.0 o la cuarta revolución industrial, como también se denomina.

Pero ¿qué es la inteligencia artificial y cómo se está aprovechando para posicionar a las marcas y lograr con los consumidores y prospectos una reputación positiva?

La inteligencia artificial es un área de la ciencia y la informática enfocado en la generación de mecanismos y programas capaces de demostrar comportamientos inteligentes, percibir y aprender lo que ocurre en su entorno.

Los sistemas de inteligencia artificial tienen la capacidad de procesar gran cantidad de datos e identificar patrones, lo que le permite generar predicciones automáticas y, en un entorno cotidiano, hacer que nuestra interacción con las máquinas sea precisa, fluida, e inteligente.

Cifras publicadas por Adobe revelan que en la actualidad sólo el 15% de las empresas a nivel global han implementado en sus procesos la inteligencia artificial y se espera que el próximo año esta cifra se incremente en un 31 por ciento.

Por su parte IDC indica que en 2018 se gastarán 24 mil millones de dólares, cifra que en 2022 incrementará a 77 mil 600 millones de dólares.

Actualmente, la implementación de inteligencia artificial se está aplicando en buena parte de los sectores, aunque se considera que su aplicación aún está en pañales. Por ejemplo, uno de las formas en que cotidianamente somos usuarios de la inteligencia artificial (aunque no siempre nos percatamos) es en el rubro de atención a clientes.

La inteligencia artificial se está convirtiendo en un importante diferenciador para las marcas que lo utilizan, por ello, para la atención a clientes, muchas empresas están comenzando a implementar chatbots, que son capaces de analizar la información de los clientes que requieren atención de las marcas y mediante sus predicciones otorgan una respuesta inteligente, personalizado y puntual en plataformas como Facebook, WhatsApp y Skype.

Por si fuera poco, estos robots de atención a clientes están permanentemente aprendiendo para mejorar la interacción con los clientes.

A pesar de las bondades demostradas por la inteligencia artificial, un informe de la firma McKinsey indica que existen probabilidades de que esta tecnología ocasione un aumento en la desigualdad entre las naciones desarrolladas y las que están en desarrollo, pues en las primeras habrá salarios más altos y una reducción de la clase trabajadora. El informe de la consultora prevé que el 14% de los trabajadores del mundo se verán en la necesidad de cambiar de ocupación o emigrar a otras latitudes.

Más allá de la atención al consumidor, la inteligencia artificial es aprovechada, por ejemplo, por sectores como el de control de gastos. Muestra de esto es la empresa SAP Concur, una herramienta en la nube que automatiza la comprobación de gastos en viáticos y administra el presupuesto que gastan PyMes y corporativos en viajes de negocio.

La plataforma echa mano de la inteligencia artificial para hacer un cálculo preciso del kilometraje que recorren los viajeros de negocios, para con esto, generar una comprobación de viáticos precisa que permite a las empresas evitar mermas por comprobaciones fraudulentas o errores de cálculo en el rubro de transporte.

Un ejemplo de que las marcas nacionales también se están subiendo al tren de la inteligencia artificial es Master Electrónicos, quien recientemente presentó sus avances en la Semana del Emprendedor, en donde pudieron mostrar un sistema capaz de identificar si lo que enfocaban sus cámaras era una persona o un objeto, el cuál describía brevemente.

Además de estos ejemplos del uso de la inteligencia artificial, suficiente es recordar que su capacidad de predecir el comportamiento de los consumidores y las experiencias de usuarios bastan para que el aprovechamiento en áreas como el marketing y las relaciones públicas sea prácticamente infinito.

Por ejemplo, si hablamos de la adopción de esta tecnología en la industria de las relaciones públicas, no es difícil predecir que la inteligencia artificial ayudará a las RRPP a hacer un robusto, práctico e inteligente análisis y monitoreo de los medios de comunicación. Ayudará también a labores de investigación en diversos niveles, a generar reportes y métricas, y muy importante, a predecir datos del futuro como la percepción que tendrán los consumidores de una marca después de implementar una estrategia de comunicación o incluso cuál será el comportamiento social, las tendencias o el comportamiento de la agenda informativa en un futuro cercano.

Así, el profesional de las relaciones públicas será capaz de adelantarse a los resultados que obtendrá tras la implementación de sus tácticas y podrá afinarlas para que sus objetivos se cumplan a cabalidad, gracias a las bondades de la inteligencia artificial.