¿Cómo afrontará Netflix su primera gran crisis de relaciones públicas?

El caso Harvey Weinstein destapó la cloaca de abusos sexuales en la industria de Hollywood y Netflix no pudo librarse con las acusaciones en contra de Kevin Spacey, su actor insignia. ¿Cómo responderá la compañía a esta crisis de relaciones públicas?

La industria estadounidense del entretenimiento sufre una sacudida luego de que las acusaciones en contra del productor Harvey Weinstein destaparon la cloaca de acoso y abusos sexuales en Hollywood.

Decenas de mujeres señalaron a Weinstein, quien fue despedido de la compañía productora que fundó, luego surgieron otras voces en contra de distintas personalidades.

Hace una semana, el actor Anthony Rapp dijo en una entrevista con Buzzfeed que el actor Kevin Spacey abusó sexualmente de él cuando tenía catorce años de edad. Además, otros trabajadores de la producción de House of Cards señalaron acoso por parte de Spacey.

Kevin Spacey es una de las insignias de Netflix. House of Cards fue la primera serie original del servicio de streaming y clave en el crecimiento de la compañía que ahora gana más de 8 mil millones de dólares anuales.

House of Cards es una producción de Media Rights Capital, que se encarga de la realización y licencia el contenido a Netflix. Tal como todas las demás series originales, en realidad son producciones externas que Netflix etiqueta como propias.

Ahora Netflix enfrente su primer gran reto de relaciones públicas y hasta el momento la respuesta ha sido el romper relaciones con Kevin Spacey. La empresa dirigida por Reed Hastings anunció que el actor no volverá a House of Cards y una película sobre la vida de Gore Vidal no culminará su proceso de post producción y quedará “enlatada”.

El despido de Spacey, quien respondió a las acusaciones declarando que es gay, algo que fue duramente criticado por las organizaciones LGBT, no significa que llegó el final de House of Cards.

De acuerdo con un reporte del LA Times, Netflix está considerando la opción de continuar la serie pero sin la presencia del actor.

No es la primera vez que una serie sigue adelante sin su protagonista luego de un escándalo. Años atrás, el programa Two and a Half Man despidió a Charlie Sheen, quien vivía una época de problemas y decadencia, y mató al personaje, para ocupar el espacio con Ashton Kutcher.

Amazon Prime Video, uno de los principales competidores de Netflix, también vive su propio escándalo. Semanas atrás, Roy Price, director de Amazon Studios, renunció tras ser acusado de acoso sexual.

La revelación de escándalos de abuso en la industria de Hollywood podría estar comenzando y el comportamiento de actores, productores y directores podría tener un gran impacto en el futuro de series y películas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299