Community Manager de Larousse pide ayuda, la Policía acude, pero todo era parte de una campaña

Despiertas y lo primero que haces es revisar Twitter para enterarte de lo que ocurre en tu ciudad. El nuevo periódico matutino es esta plataforma. Algunos otros usan Facebook o Instagram al despertar, pero lo cierto es que las redes sociales son lo primero que tiene su atención al levantarse.

México se ubica en la posición número siete entre los 10 países más adictos a las redes sociales. Unos 88 millones de mexicanos utilizan las redes sociales. Esta impresionante cifra debería ser una señal de alerta para las marcas, para comprender que se trata de un tema que se debe tocar con cuidado.

Notas relacionadas:

Luego de que el dominio digital ha pasado de ser una novedad y se ha convertido en algo cotidiano, se espera que las compañías hayan comprendido que no pueden publicar cualquier cosa en sus plataformas, que la responsabilidad debe estar delante de cualquier fin de negocio.

Sin embargo, para Larousse Latam no es así. Ayer por la noche lanzaron una publicación con un alcance de cientos de miles de usuarios digitales si se considera que tienen 143 mil seguidores sólo en esa cuenta, en la que el Community Manager literalmente pidió ayuda porque presuntamente estaba atrapado en el edificio de Larousse México.

Sus seguidores reportaron el tema a las autoridades competentes, sin percatarse de que la publicación era parte de historia enfocada en una campaña.

La Policía acudió al llamado falso, quitando el tiempo de los profesionales del tema que pudo invertirse en salvar una vida.

En redes sociales lamentan que la campaña juegue con un tema tan serio como la inseguridad y violencia en México, en donde todos los días mueren miles de personas a manos de la delincuencia.