Comic Sans en Netflix y otras actualizaciones innecesarias en las plataformas

En 2017, los usuarios de Internet móvil es los Estados Unidos invertirán un 73 por ciento que dedican a las aplicaciones a cinco actividades: escuchar audio digital, redes sociales, juegos, ver videos y enviar mensajes.

Entre esas plataformas se ubican las siguientes tres que implementaron recientemente actualizaciones que no necesariamente incrementaron su engagement con el consumidor, aunque ese era su objetivo, ¡conócelas!

NETFLIX. La plataforma parece que quiere regresar a los años 90, cuando la tipografía Comic Sans era popular, porque entre sus ofertas en la configuración de subtítulos, añadió recién la posibilidad de que se lean en dicho tipo de letra.

Para configurarlos es necesario acceder al menú de “Tu cuenta” en Netflix y desde allí al apartado de “Aspecto de los subtítulos”. El objetivo es personalizar al gusto de los usuarios la manera en que ven las traducciones; sin embargo, es totalmente innecesaria la inclusión de Comic Sans.

Sin embargo, este tipo de detalles parece gustar al público, al menos es lo que reflejan las cifras de las ganancias de Netflix en México, que podrían llegar a los 158 millones 970 mil dólares, según proyecciones de Nakono.

WHATSAPP. WhatsApp se ha convertido en una app de mensajería destacada, con un total de mil millones de usuarios, todo iba perfecto con ella, hasta que decidió imitar a Snapchat con estados tipo Stories.

Quiso adaptarse a las tendencias de los consumidores, pero estos convirtieron el tema en tendencia en redes sociales, mostrando su inconformidad. Por ello, la app regresará los estados de texto que ahora se llamarían “Tagline” o “Lema”.

POKÉMON GO. El videojuego con 248 millones de usuarios activos en el mundo quiso regresar a la cima con una actualización a propósito del Día de Pokémon y desde el 26 de febrero y hasta el 6 de marzo, aplicará una actualización en la que se puede atrapar un Pikachu con un gorro de fiesta, lo que para algunos usuarios resulta irrelevante, aunque ha traído el tema nuevamente a las redes sociales.

 

Imagen: Bigstock