x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Redes Sociales: tsunamis y tornados idóneos para esparcir rumores y provocar caos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En agosto del 2011 algunos usuarios de Facebook y Twitter comenzaron a esparcir “noticias” de manera reiterada y casi con plena convicción de que lo que compartían era cierto: había balaceras en varias escuelas de Veracruz.

Por: Joel Gómez
Twitter: @JoelGomezMX
Email: abogado@joelgomez.mx

Casi con un año de diferencia, se da un hecho que vuelve a causar conmoción, caos e histeria colectiva en algunas zonas de nuestro país. En agosto del 2011 algunos usuarios de Facebook y Twitter comenzaron a esparcir “noticias” de manera reiterada y casi con plena convicción de que lo que compartían era cierto: había balaceras en varias escuelas de Veracruz, alertaban a todos los pobladores a que se escondieran y cuidaran a sus hijos.

Acto seguido, el Puerto y Boca del Río se paralizaron, cientos de padres de familia dejaron sus trabajos y literalmente corrieron a las escuelas de sus hijos para sacarlos y llevarlos a casa. Se reportaron al menos tres decenas de accidentes automovilísticos y las pérdidas de los comercios de la zona fueron casi al 100% durante esas horas de shock que vivió Veracruz.

A pesar de que la autoridad -a través de la prensa- se cansó de insistir que todo era falso, instando a la calma a la población, fue imposible evitar el caos y el descontrol. No habían pasado 72 horas cuando las autoridades del estado ya tenían ubicados y arrestados a dos individuos identificados como los principales responsables de esparcir esta serie de rumores (si, todo era falso, al parecer se originó de un “retweet” real de un suceso similar que aparentemente ocurría en una escuela de Ciudad Juárez, Chihuahua). Las dos personas arrestadas fueron acusadas de Terrorismo y Sabotaje equiparado; cargos que de haber sido probados, los hubieran hecho merecedores a penas de prisión probablemente superiores a los 40 años.

Sin embargo, gracias a la tremenda presión pública ejercida por la comunidad de las redes sociales, así como por organismos internacionales protectores y/o vigilantes de derechos humanos, la autoridad decidió retirar los cargos y ponerlos en libertad.

Al final de la primera semana de septiembre del año en curso se vivió un suceso similar, pero ahora en el Estado de México y en el Distrito Federal. Rumores de zafarranchos, robos, balaceras, ataques del crimen organizado y brotes de violencia en el municipio de Nezahualcóyotl y en la delegación Iztapalapa generaron una psicosis colectiva que obligó al cierre de establecimientos comerciales, negocios y escuelas de diversos niveles, lo cual derivó en pérdidas por más de $90 millones de pesos.

Estos rumores se esparcieron en vivo y en directo (hubo cuatro personas arrestadas que con megáfonos estaban infundiendo pánico entre la población), pero también en gran medida a través de las redes sociales. Aunque las autoridades llamaron a mantener la calma y negaron los hechos violentos, no pudieron evitar que la gente creyera los rumores.

¿Existe una manera efectiva para evitar que la gente (ignorante, chismosa, crédula y mitotera) propague esta clase de rumores? Probablemente no. ¿Debe considerarse como terroristas a quienes difundan estos rumores? Sin duda, no. ¿Debe castigarse a quienes circulen rumores infundados que causen pánico, terror o histeria colectiva? Claro que sí. Las redes sociales no pueden ser usadas para causar caos en la población.

La “libertad de expresión” no puede (ni está “diseñada” para) ser usada como escudo para cometer cualquier clase de fechorías sin temor a asumir consecuencias legales. Sin embargo, cualquier ley, reglamento o norma que pretenda regular estos actos debe ser redactada con sumo cuidado, para evitar que se convierta en una poderosa arma de censura (“ley mordaza”) para los gobiernos. Y tu mi querido lector… ¿qué opinas?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados