Colocan un “pollo Trump” en las inmediaciones de la Casa Blanca

La figura ha sido vista varias veces en Estados Unidos en protestas que exigen a Donald Trump hacer pública su declaración de impuestos.

El “pollo Trump” regresó a la escena este miércoles, luego de que fuera colocada esta figura frente a la Casa Blanca en una zona llamada La Elipse, el área entre la residencia presidencial y el Monumento a George Washington.

Advertisement

Recordemos que a finales de 2016, como parte de los preparativos del Año Nuevo chino, un centro comercial de Taiyuan, capital de la provincia de Shanxi, transformó en pollo al presidente de Estados Unidos.

La estatua original fue diseñada por el artista estadounidense Casey Latiolais, cuyo sitio en internet muestra al gallo junto a un diseño similar que toma elementos de un lema electoral de Trump

La figura inflable del “pollo Trump” fue colocada en las inmediaciones de la residencia presidencial, mientras el mandatario se encuentra de vacaciones en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey.

De acuerdo con reportes de medios internacionales, la figura ha sido vista varias veces en Estados Unidos en protestas que exigen a Donald Trump hacer pública su declaración de impuestos.

Hasta el momento se desconocen las razones por las que esta figura está frente a la Casa Blanca.

“Trump chicken” se volvió tendencia en Twitter entre los usuarios de Estados Unidos y tuvo cerca de 216 mil 390 mil cuentas alcanzadas, mientas que registró poco más de 309 mil impresiones, según cifras de TweetReach.


En marzo, durante una serie de protestas en Estados Unidos contra Trump a causa de su negativa para divulgar su información tributaria, varios pollos similares al de Washington fueron utilizados por los manifestantes en sus marchas.

El motivo, manifiestan, es que Trump es “demasiado gallina” para transparentar el pago de impuestos.

Actualmente, el presidente estadounidense registra los niveles de popularidad más bajos que cualquier mandatario de ese país haya tenido, desde que se calcula el dato. Sólo el 33 por ciento de los estadounidenses aprueban al Donald Trump, un porcentaje que se ubica como un nuevo mínimo histórico para uno de los mandatarios menos populares, según un sondeo de la Universidad de Quinnipiac.