Colisión de dos modelos Nissan, uno europeo y otro africano, revela grandes diferencias de fabricación entre ambos

 

Una de las responsabilidades mayores de la industria automotriz está en garantizar medidas de seguridad para los usuarios de los vehículos, las cuales se han desarrollado a lo largo del tiempo cada vez con mejores resultados.

Sin embargo, algunas de las más importantes marcas que se encargan de producir estos automóviles suelen diferenciar tales medidas de seguridad con base en el lugar donde se fabrican o se comercializan.

Un ejemplo de ello se puede observar en un video que recientemente divulgó el organismo New Car Assessment Program -programa de evaluación de automóviles nuevos- auspiciado por el gobierno de Estados Unidos, el cual se encarga de evaluar las medidas de seguridad que los automóviles de reciente fabricación son capaces de ofrecer.

El video muestra el mismo modelo y línea de automóvil Nissan, uno comercializado en Europa y otro para su venta en África. De hecho, el europeo es de segunda mano, modelo 2015, mientras que el africano es modelo 2019.

Aún así, los daños generados al Nissan que se consume en Europa son menores que en el africano.

Se trata de dos autos Nissan NP300 Hardbody 2019 -comercializado en África- y un Nissan Navara NP300 de segunda mano fabricado en Europa en 2015. y los resultados de la prueba demuestran mayor fortaleza en el segundo automóvil, lo cual revela que sí existen diferencias para las grandes armadoras de autos con base en el territorio o mercado en el cual serán comercializados sus vehículos.

Misma marca, distintas calidades y mercado 

Esta condición diferenciada en la calidad de los vehículos  también ha permeado en otras regiones del mundo, como el mercado mexicano y latinoamericano. En México, por ejemplo, se ha buscado transformar las reglas de fabricación de autos, toda vez que son más enclenques en nuestro país, aún cuando ello no representa un costo menor.