Con la intención de mantener el liderazgo de su categoría, Coca-Cola anunció a principios de este año el lanzamiento de un nuevo sabor para su principal producto Coke. La propuesta es Orange Vanilla Coke y Orange Vanilla Coke Zero Sugar, propuestas que enriquecen su portafolio de productos que permaneció inamovible durante una década.

El nuevo producto responde a la búsqueda constante del consumidor por probar nuevas alternativas, lo que para las marcas representa un reto para no ceder espacio en ventas así como una oportunidad para mantener relevancia en el mercado.

En este sentido, vale la pena recordar que el 74 por ciento estaría dispuesto a pagar más por un producto o servicio nuevo que otorgue mejores valores agregados que la oferta actual, según BrandSpark.

Con esto en mente, para no ceder esas ventas a las marcas de la competencia como Pepsi o Mountain New, se puede decir que el lanzar un nuevo sabor puede ser un movimiento acertado.

Esto considerando que sólo en Estados Unidos, Coke posee un 13.9 por ciento de volume share, pero le sigue Pepsi con 6.4 por ciento, Mountain New con 4.7 por ciento y Dr Pepper con 4.3 por ciento, todas con variedades de bebidas con distintos sabores, por lo que no se puede dar el lujo de ceder mercado.

Más allá del lanzamiento

Si bien Coca-Cola entiende muy bien la importancia de innovar para mantener la preferencia del mercado, lo cierto es que también comprende que no basta con lanzar un nuevo producto.

Este tendría que ir acompañado de una buena estrategia de comunicación y posicionamiento para ser reconocido y, en un segundo momento, elegido por el público meta.

De tal forma, con una escena de persecución ambientada en la década de los años 70’s, la refresquera lanzó el anunció debut de Orange Vanilla Coke.

El spot firmado por Wieden & Kennedy Portland, muestra a un camión de reparto de Coca-Cola que compite con un camión de naranjas y uno más de helados. El discurso infiere la fusión de los productos que cada uno de los vehículos transporta y, como resultado, muestra el nuevo producto de la firma de las letras rojas.

Apostar por resaltar la combinación de sabores es una estrategia que tiene como objetivo capitalizar el interés del consumidor por las sodas de sabor. Según datos de Nilsen, la versión de Coca-Cola Cereza y vainilla representan aproximadamente el 9 por ciento del volumen de ingresos de Coca Cola, pero están impulsando el 18 por ciento del crecimiento en dólares de la marca registrada.