Coca-Cola pagó un millón de dólares para cambiar el nombre de un producto porque se traduce como genitales

coca-cola

The Coca-Cola Company es la empresa de bebidas más grande del mundo, presente en más de 200 países. Uno de los elementos que ha impulsado este éxito, es su diversidad en estrategias de marketing y publicidad.

En las más recientes han integrado por completo la participación de los consumidores en diversas herramientas digitales y físicas, como la personalización de sus latas con nombres y apellidos que se tropicalizaron en gran parte del mundo y posteriormente con canciones y spots en YouTube también personalizados.

Sin embargo, hasta a los mejores se les van detalles que parecen pequeños, pero que pueden tener un impacto mayúsculo.

Es el caso de Fuze Tea, su producto enfocado al mercado del té helado. En Suiza han tenido que pagar un millón de dólares para solucionar un dilema con el nombre.

Y es que en los cantones suizos en los que se habla suizo–alemán el nombre “Fuze” suena a “fuz”, “futz” o “futze”, una palabra que en la región se usa para describir, de forma grosera los genitales femeninos.

De acuerdo con Gizmodo, fue así que para tratar de mantener la marca lo más similar posible, usaron el mismo nombre que usan en Turquía: Fuse Tea, cambiando la letra “Z” por una “S”, lo que les valió cambios en el renombrar la marca y volver a imprimir todas las etiquetas del primer lote del producto que iba a salir a la venta en Suiza.