¿CNN pierde credibilidad?

Cable News Network, mejor conocida como CNN, es una de las empresas noticiosas con mayor trascendencia local y mundial, fue fundada por Ted Turner en 1980, y es parte del consorcio de comunicaciones Time Warner.

Desde que Donald Trump manifestó sus aspiraciones presidenciales, los reflectores de CNN estuvieron dirigidos a las declaraciones y comentarios negativos que Trump hacía en sus mítines o a las desacreditaciones hacia Bernie Sanders y Hillary Clinton.

Fue tan notoria su postura que en julio de 2016, el ahora Presidente de Estados Unidos pronunció en su cuenta de Twitter “no ver CNN”, ya que “sólo están de un lado y contra él”.

Pues, CNN  hizo eco de un informe elaborado por un exespía británico, publicado completamente por el sitio Buzzfeed, en el que detalla supuestos contactos del equipo de transición con el Kremlin, el espionaje de Rusia al empresario y la posibilidad de que la información sea utilizada para chantajearle durante su presidencia, sin que la información fuera corroborada.

La simpatía de los contrarios al magnate se fue directo hacia la cadena de noticias; sin embargo, como marca ¿realmente es bueno para la compañía?

Otros ejemplos

Los expertos dicen que un medio debe transmitir la información de un suceso desde todas sus perspectivas y no de un solo lado, en este caso contra Trump; sin embargo, medios como The New York Times y The Washington Post se han permitido mostrar sus inclinaciones.

De hecho Trump impidió el acceso a The Washington Post a sus actos de campaña y en una conferencia sacó al periodista Jorge Ramos.

Pero, al parecer CNN se ha llevado la peor parte por mostrar sus inclinaciones, ya que Morning Consulting indicó que 34 por ciento de los usuarios de televisión creen que el contenido transmitido por la cadena de Time Warner es “poco creíble”, mientras que un 26 por ciento señaló que es “muy creíble”.

Y es que la cadena de noticias dice, por ejemplo, que la inclusión de las mujeres es un tema indispensable, pero de acuerdo con una usuaria de Twitter, hace lo contrario.

Liza Mundi hizo notoria la tendencia de CNN por incluir sólo a una mujer en la transmisión de la marcha femenina en contra de Donald Trump, es decir, mostró que es poco coherente.

Finalmente, el informe elaborado por el exespía británico podría ser clave para dar la razón a la cadena de noticias o al presidente Trump, pero hasta que la información se compruebe, la imagen de CNN es centro de atención de diversos televidentes y usuarios de redes sociales.

Cabe mencionar que el lado contrario también resulta en un efecto directo contra la imagen de una televisora. En México, miles de televidentes asumen que Televisa se dedica a comunicar información positiva para diversos personajes públicos, aunque nunca se ha comprobado; sin embargo, basta con el rumor para ver un impacto en su economía.

Durante el tercer trimestre de 2016 las ventas por publicidad en Televisa, disminuyeron 1.5 por ciento respecto al mismo periodo pero de 2015, según las cifras publicadas por la misma compañía. A pesar de modificar su contenido, no ha logrado atraer nuevo público que llame la atención de los sponsors.

Así, la imagen de una marca es tan relevante que al ser negativa impacta directamente en sus finanzas.

Imagen: Bigstock

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299