Clase media fuerza motora de la economía en México y en el mundo

La estabilidad macroeconómica propicia la formación de clases medias.

Las clase media es responsables de su pasado, presente y futuro. Por su potencial, los mercadologos e investigadores, tienen en la mira de sus acciones e investigaciones y de manera significativa, dentro de la “sociedad civil”, a la referida “clase media”; pero el actual régimen político no la toma con formalidad y respeto ni en una conferencia mañanera.

Las empresas comercializan sus productos o servicios enfocando sus estrategias y acciones comerciales a la sociedad en general; para tener resultados deseables, estos esfuerzos los estratifican conforme a diversas variables, como lo es la Información demográfica, que es la referente al tamaño y a las características de una población o público objetivo como el género, edad, nivel económico, preferencias personales y otras.

Voz alzada con fisonomía y en frecuencia democrática

En esta colaboración, hacemos fuerza en la entonación de la citada sociedad civil y en ella en la llamada clase media, la cual abarca un amplio espectro de la población en México; en una voz con fisonomía y en una frecuencia democrática, dirigida al presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, para que las integre activa y respetuosamente a sus propósitos de gobierno.

El Estado: territorio, gobierno y sociedad

Desde los primeros años de estudio, aprendimos que el estado se integra por territorio, gobierno y sociedad (población); en esta reflexión nos centraremos en el concepto de población y/o sociedad. En dicho concepto englobamos y sabemos que la sociedad civil, está diferenciada, con mucha claridad, de la sociedad política, lo cual es un prerrequisito para la democracia; sin ella no habrá estado legítimo.

La población

Es la sociedad humana y jurídicamente organizada la que le da base de sustentación, la razón de ser a la existencia de un Estado; entonces entendemos como población, a la totalidad del número de hombres y mujeres que componen un Estado (Súbdito-ciudadano), sin importar su condición socioeconómica, sean “fifís” o integrantes del “pueblo sabio”.

Es importante diferenciar, súbditos, son personas sometidas a las leyes y autoridades de un país o nación; ciudadanos, serán aquellas personas que forma parte de una comunidad política; por lo que los conlleva a una serie de deberes y una serie de derechos que cada ciudadano debe respetar y hacer que se cumplan.

Las niveles socioeconómicos

Dividir a la población, en cualquier país o región, en estratos socioeconómicos permite a las organizaciones y en este caso a los gobiernos dirigir la políticas públicas de manera conveniente; estamos convencidos que, en esta segmentación, el nivel al que debemos aspirar, población y gobierno, es al nivel inmediato superior para abandonar la condición de pobreza; esto se logrará con liderazgo y mentalidad, no de estancamiento, sino de fortalecimiento de todas, las llamadas “clases sociales”, cuyo apelativo no significa más allá de una condición socioeconómica, de la cual, sin duda alguna, se puede salir.

Conforme a su condición socioeconómica, son tres las categorías en las que se clasifica la población: Alta, Media, Baja. El conjunto de las clases sociales y sus relaciones, forman un sistema de clases que es típico de las sociedades industriales modernas.

“En este tipo de sociedad basada en el mercado, se reconoce una mayor movilidad social que en otros sistemas de estratificación social. Es decir, todos los individuos tienen la posibilidad de escalar o ascender en su posición social por su mérito u otro factor valuado en el mercado. La consecuencia es la ruptura con las organizaciones estamentarias donde cada persona está ubicada según la tradición en un estrato específico, normalmente para toda la vida, siendo la división social que responde a los criterios propios del feudalismo, el llamado antiguo régimen monárquico, feudalista”, y hoy en el siglo XXI el de los regímenes populistas; y nadie desea estar estancado allí…

INEGI y la clase media

De acuerdo con el ejercicio exploratorio las clases medias podrían significar (datos del 2010) el 42.4 por ciento de los hogares en los que vive el 39.2 por ciento de la población del país, de acuerdo con datos del INEGI.

“La clase media es más que un grupo de ingresos. Durante los últimos 50 años, un nivel de vida de clase media en los Estados Unidos ha llegado a significar tener un trabajo seguro; un hogar seguro y estable; acceso a la asistencia sanitaria; seguridad de retiro; tiempo libre de vacaciones, enfermedad […] oportunidades para ahorrar para el futuro; y la capacidad de proporcionar una buena educación, incluida la educación universitaria, para los propios hijos”, según theMiddleClass.org.

Conclusión INEGI

“Sea de una u otra forma, parece aún prematuro proclamar que México es, hoy por hoy, un país mayoritariamente de clases medias. Ello independientemente de que en las últimas décadas se haya democratizado el acceso a la población de una amplia gama de satisfactores cuyo consumo masivo antes era impensable” (De La Calle y Rubio, 2010).

“Por otra parte si bien existe un consenso en cuanto a que la estabilidad macroeconómica propicia la formación de clases medias, al ritmo en la que éstas se han incrementado en la primera década del siglo XXI, se requerirían de 26.8 años más, contando desde 2013, para que éste estrato social alcance la mayoría absoluta de la población (51%); es decir y de acuerdo a las líneas seguidas en este estudio exploratorio ello ocurriría –ceteris paribus- hasta que los mexicanos nacidos en el 2013 entren en la fase de conformar sus propias familias”.

Lo que todos demandamos

La clase media en México, entre dichos y diretes del gobierno en turno, se despliega, atrapada, entre una clase social alta (generalizada por el gobierno, como la mafia del poder, o criminales de cuello blanco), y la englobada como una clase pobre (el pueblo sabio); metafóricamente diríamos que injustamente; “Está en el limbo, entre el cielo y el infierno”; demandamos respeto absoluto, en un llamado a un trato igualitario.

Gobernantes, no pierdan terreno añadido; sugerimos que se repasen cifras de votos por zonas geográficas y confirmarán, que un porcentaje importante de esa clase media, de la sociedad civil, voto y apostó por el actual gobierno.

Demandamos que el gobierno, que tiene bajo su responsabilidad la conducción del país y consecuentemente de la población a través de los planes de gobierno, se oriente, además de rescatar a los más pobres, a una racional distribución del ingreso, a través de la educación, salud, seguridad, justicia y otras prioridades, facilitar sin regalar recursos, con la participación responsable de la sociedad civil, a través de los organismos de la sociedad civil, sin “mandar al diablo las instituciones”, aquellas que han funcionado, combatiendo la corrupción, abatiendo la impunidad, fortaleciendo la integridad; reconociendo que estamos en un mundo interdependiente, globalizado no aislado.

Sociedad Civil Mexico 🇲🇽 (@SocCivilMx) difunde esta imagen, que resume el México que reclamamos.

Así como creemos definitivamente que, por conveniencia, nadie que viva como ciudadano mexicano, es dejado fuera, para ser incluido o no, por parte de empresarios, directivos y mercadologos, en un plan de negocios, o en una estrategia comercial; por otro lado demandamos que todo ciudadano mexicano, independientemente del nivel socioeconómico al que pertenezca, obligada y constitucionalmente debe estar incluido en “El Plan Nacional de Desarrollo” del gobierno en turno, no únicamente los más pobres.

Demandamos que, en los planes, en la mente y el lenguaje de los políticos y gobernantes se incorpore a la clase media, esa de la sociedad civil, la cual está histórica y mundialmente conformada por muchos ciudadanos responsables, que generan recursos productivos para toda la nación, a través de su movilidad económica, financiera y fiscal; hasta en la China comunista del siglo XXI, han fortalecido a la clase media y seguidamente consolidado; ¿Qué esperamos? Clase media es una fuerza motora de la economía en México.

loading...